en ,

Ahorrar no es una posibilidad para el 80% de los venezolanos

  • En un mercado caracterizado por la inflación y el desabastecimiento, el costo de la vida se ha vuelto la principal preocupación de los venezolanos. Expertos aseguran que la inestabilidad económica del país ha tocado las puertas de todas las clases sociales, llevando a quienes tienen mejores condiciones económicas a realizar modificaciones en su control de gastos y a quienes tienen menos posibilidades recurrir a distintas formas para sobrevivir, siendo estas cada vez más reducidas.

En la búsqueda de obtener dinero extra para sobrevivir a la crisis, se conoció que las personas han tomado como opción vender sus prendas de oro y quienes necesitan ahorrar compran oro y lo mantienen hasta lograr su objetivo financiero. Entre 150 y 200 bs estarían ofreciendo las casas de empeño por cada gramo de este elemento. Otros aseguran rebuscarse con las remesas, venezolanos en el exterior venden sus divisas para que luego otra persona en Venezuela realice la transferencia en bolívares a cualquiera de los bancos nacionales.

Edgar Urbaez, economista larense, habló acerca del dilema en el que están envueltos los venezolanos con una economía en la que no hay posibilidad de ahorro y mucho menos de inversión.

Según Urbaez, el 80% de los trabajadores del país perciben sueldo mínimo lo cual impide ahorrar en un mercado en el que la cesta básica supera desproporcionalmente los ingresos del ciudadano común; de esta forma, invertir en algo más que comida frente a inflación que presumen en un 1000% es un imposible para la mayoría de los habitantes.

Por otro lado, el experto sostuvo que invertir en bolívares es un error en un país que presenta la inflación más alta de América Latina. “La inflación en Venezuela crece cada día un 20% mientras que en los países de América del Sur y del Continente Americano en general, la inflación no pasa del 4%; de manera que en Venezuela se sobrevive”, declaró.

 

De este modo, sugirió que el venezolano con posibilidad de invertir debe hacerlo en bienes y productos necesarios. “La garantía de la inversión va a depender de la habilidad del comerciante; sin embargo, es recomendable que se haga en productos que la gente necesite, tomando en cuenta la oferta y la demanda”.

 

La mejor manera de mantener una inversión en el país es adquirir viernes como carros, tecnología y viviendas que puedan ser vendidas y que gracias a la dañina inflación estos se revaloricen con el paso de cada semana.

En este sentido, indicó que para la inversión en moneda extranjera, siendo esta una de las principales mercancía en la que se busca apostar actualmente, amerita además de un gran capital, conocimiento en la divisa, de lo contrario el inversionista podría perder. “El dólar puede subir y bajar en cualquier momento se requiere conocimiento para poder obtener resultados positivos; sin embargo, no es la generalidad en este mercado financiero”, reiteró.

Al igual que otros especialistas, Urbaez estima que de persistir la escasez de la divisa, su valor aumente a finales de año y de no tomarse medidas oportunas para corregir la crisis económica, los venezolanos se estarían enfrentando a una situación crítica.

Urbaez, precisó que evitar dichas consecuencias escapa de las manos de los ciudadanos, por cuanto es responsabilidad del Gobierno nacional aplicar políticas que permitan estabilizar la económica.

 

Las reservas internacionales están muy bajas, el 70% de estas son no realizables de inmediato es decir no comerciales, aunado a esto, el financiamiento internacional está cerrado por el contexto político lo que ha conllevado a la reducción de las importaciones en un 40%, y al valor negativo del PIB en 7 puntos”, precisó.

De acuerdo a esto, Urbaez sostiene que debe haber un giro de 360 grados en la conducción de la económica que permita a los habitantes producir y consumir lo que se quiera y cuando se quiera, para ello considera “se amerita cambiar el modelo político que nos ha conducido -en gran parte por falta de experiencia- a esta difícil situación, pues hemos visto como la crisis financiera ha agudizado la crisis social llevándonos cada vez más a la pobreza extrema, así como también a la profundización de la crisis política porque hay una descompensación”.

Cifras:

80% de los trabajadores de Venezuela tienen salario mínimo de manera que no existe capacidad de ahorro, según el economista Edgar Urbaez.

En 1000% presumen la inflación, con un aumento del 20% cada día cinco veces más que en el resto de los países de América Latina

El dato:

  • Aún cuando la divisa presentó una baja considerable, analistas presumen que luego de dos subastas más podría volver a subir.

  • El economista aseguró que la venta de oro es una solución temporal puesto a que los ciudadanos comunes no tienen grandes cantidades de oro además que la demanda es casi nula por el alto costo y la inseguridad que representa usar este tipo de prendas.

 

 

Annilexis Loyo.-

Fotos: Dimas Piña.

Pence llega a Argentina para reunirse con Macri luego de visitar Colombia

Mujer fue asesinada en medio de un atraco a una finca (FOTOS)