Inicio - Otros - Opinión - Arnulfo López Escobar: El Panteísmo y la fe de los humanistas

Arnulfo López Escobar: El Panteísmo y la fe de los humanistas

De acuerdo con la historia de la filosofía, en especial por Aristóteles (año 384-322 antes de Cristo), plantea que el hombre siempre pretendió hallar a Dios en diversos caminos, ya sea por las ideas filosóficas y religiosas de cualquier rito pagano.

      Es bastante importante la afirmación que hace este filósofo griego de la Edad Antigua, dado que en esta apreciación sobre la analogía del ser, se nota el concepto claro que tenía de Dios verdadero con sus características que se le atribuye como principio de las leyes morales de este vasto universo (Salmo 24: 1-4), y a su vez observaba en su entorno como norma de la etnografía la conducta vaga del sujeto o de un pueblo por costumbres y tradiciones de buscar a Dios de la historia, a través de las religiones circundantes como también las denominaba Francis Schaeffer, destacado filósofo protestante del siglo XX.

      Precisamente, en la era cristiana Justino Mártir (a. 100-165 D.C), siendo ya filósofo de origen griego y ganado al cristianismo, por lo que se conoce en la historia eclesiástica universal como el primer pensador cristiano y célebre apologista por defender la religión cristiana, en sus escritos llamaba al Evangelio de Cristo la perfecta filosofía y mejor que la profana; y así mismo consideraba que esa misma luz divina antes del nacimiento de Cristo en Belén no solamente iluminó con toda su plenitud a los profetas del Judaísmo, sino también en la antigüedad a los filósofos clásicos como un soporte de lo que habría de ser la teología cristiana (Juan 1: 9, 14, 18), de este modo Justino trató de buscar una convergencia entre la filosofía griega y el Evangelio de Cristo, así interpretan la mayoría de los teólogos protestantes.

      Como filosofía provechosa lo calificaba también de otra manera Justino Mártir al evangelio, ya en el principio Cristo en su itinerario sobre la tierra se identificó con los pobres y se hizo solidario con la clase necesitada, por lo que condenó la corrupción y el mercadeo religioso y venta existente en su época por los poderes políticos y mantenidos en un “cómplice de élites” de los fariseos (Mateo 21-12-17).

      Tiempo más tarde en la Edad Media el Emperador Constantino I el Grande en el siglo IV al reconocer oficialmente la religión cristiana, tras la larga persecución de los cristianos por el Imperio Romano, originó esta iglesia sociológica como dicen los marxistas a la Iglesia Católica Romana y Vaticana, convirtiéndose en el poder civil y político del estado en muchos países del mundo, sobre todo en Europa Occidental e Hispanoamérica.

 

Convirtieron a Venezuela en negocio de este mundo y del mercadeo religioso al repartir sus tierras y sustraer sus riquezas

 

      Especialmente en Venezuela con la llegada de Cristóbal Colón en el siglo XV, el Rey de España Carlos III y el Papa Alejandro VI convirtieron a esta nación suramericana en negocio de este mundo y del mercadeo religioso al repartir sus tierras y sustraer sus riquezas que había en ella.

      A posteriori en la Edad Moderna, particularmente en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe con el advenimiento del protestantismo evangélico surgió el capitalismo, fraguado en el poder político e ideológico, aparentemente separado del poder religioso, así como leemos en muchas obras de los historiadores y teólogos protestantes.

      Y así sucesivamente en el mundo se ha proliferado todo tipo de religiones paganas a fin de agradar a un dios equivocado como consecuencia de la misma depravación total, tanto del hombre como de la mujer, en toda su estructura moral (Romanos 1: 18-32) e incluso en Venezuela tenemos este mismo sincretismo del fenómeno religioso en las montañas de Sorte, (Yaracuy) donde hombres y mujeres se sacrifican al fuego ardiente para complacer y casarse supuestamente con la diosa María Lionza, una antigua leyenda del panteísmo, llenas de mitología, lo que es contrario a la verdadera espiritualidad y a los principios fundamentales del Estado venezolano en virtud del patrimonio moral del ideario del Libertador Simón Bolívar, según las páginas preliminares de la Constitución de la República de 1999.

Arnulfo López Escobar.-

Informacion Redacción Web

Compruebe también

Laureano Márquez

Laureano Márquez: La pregunta de las 64 mil lochas

Por ello responder a la pregunta de la señora Neuman -en un país que la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *