Inicio - Otros - Opinión - Enrique Meléndez Oropeza: Arreaza en la ONU

Enrique Meléndez Oropeza: Arreaza en la ONU

Jorge Arreaza celebra la firma de un documento de apoyo al gobierno de Venezuela por 63 países, de los 193 que están representados en la Organización de las Naciones Unidas, y entonces el tercio juega con las cifras. “Eso significa –dice con una gran altivez- que el 65% del mundo apoya al régimen venezolano”; cuando la verdad es que ese apoyo no suma ni la mitad de la representación de dicho foro mundial, y no es sino una simple minoría que se ha manifestado a favor de este régimen; que algunos no dudan en calificar de tiranía, y esto tomando en cuenta su carácter fáctico y represivo.

         Por lo demás, está comprobado que los países signatarios de ese documento; cuando no han recibido dádivas del hombre más generoso y espléndido en vida, que ha pisado el mundo, según la opinión de Fidel Castro, a costa del hambre y de las necesidades de los venezolanos; por lo menos, se identifican con la naturaleza del régimen del gobierno, pues se trata de Estados que no se han caracterizado por ser de tradición democrática; constituyendo muchos de esos regímenes monarquías seculares, incluso, teocracias ancestrales.

         Pena le debería dar a Arreaza traer a colación ese apoyo; ya que si uno resta la representación de la proporción de países, que se negó a firmar dicho documento, resulta que son 160, es decir, las tres cuartas partes de la ONU, y algunos de sus jefes de Estado no han dejado de calificar al régimen venezolano de dictadura; cuando no, aplicado sanciones, como sería el caso de EEUU; primero, por su rechazo a realizar elecciones directas y universales, establecidas en la Constitución; segundo, por su rechazo a recibir asistencia alimentaria y sanitaria para el pueblo; tercero, por su carácter represivo y censurador, con cientos de presos y perseguidos.

         Es verdad que nos preparamos para la realización de unas elecciones regionales; que estaban pendientes desde el año pasado, y que a última hora el gobierno tuvo que admitir, quizás, por presiones internacionales; como hacen ver algunos; pero también por cálculo electoral, en este caso, fallido; mal cálculo, en dos palabras, si se parte del hecho de que el oficialismo anuncia, en un primer momento, su realización para el mes de diciembre, contando con la idea de que la oposición se iba a abstener, como lo habría de hacer en el caso de la elección de la constituyente cubana; de modo que, en estas condiciones, sus candidatos tenían todas las de ganar: sin contrincante alguno en el proceso comicial; que fue algo que no perdió de perspectiva la oposición, y, en ese sentido, decidió participar.

 

 

Enrique Meléndez Oropeza.-

melendezo.enrique@yahoo.com

Informacion Redacción Web

Compruebe también

Laureano Márquez

Laureano Márquez: La pregunta de las 64 mil lochas

Por ello responder a la pregunta de la señora Neuman -en un país que la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *