Inicio - Salud - Trasplantados están en riesgo de perder sus órganos

Trasplantados están en riesgo de perder sus órganos

SN.-

Pacientes renales y trasplantados del estado Lara, alzaron su voz de protesta este lunes ante la crisis que los arropa y pone en riesgo sus vidas.

Esta vez hicieron sentir su reclamo a las afueras del Seguro Social Pastor Oropeza, donde un grupo de afectados se concentró para instar al director, Javier Cabrera, a responder por los insumos y medicamentos que no terminan de aparecer.

Los manifestantes expresaron su indignación ante la indolencia de los entes gubernamentales, quienes además de no tomar acciones, niegan la crisis sanitaria que hay en el país. Exigieron al Gobierno respetar su derecho constitucional a la vida.

Según fuentes extra oficiales, los pacientes ya suman siete meses sin recibir ningún tipo de medicamento, más de 38 personas trasplantadas han perdido su órgano y 10 han fallecido por falta de medicinas.

Los afectados expresaron que la directora de Salud, Linda Amaro, a pesar de su cargo, les ha dicho que los trasplantados no son su competencia.

Afirmaron que por décima vez se acercan al Pastor Oropeza a exigir la medicación que corresponde mensualmente y desde hace siete meses no reciben.

Los pacientes de diálisis, informaron a medios larenses que llegaron dializadores de bajo flujo que impiden una correcta diálisis. Denunciaron que desde el año pasado se han venido dañando las máquinas. Apuntaron además, que en todas las unidades de Venezuela falta un filtro que se llama diafase. Eso significa que eventualmente, podrían quedarse sin máquinas.

Debido a las fallas de agua en la entidad, el personal médico se ha visto en la obligación de disminuir las horas de tratamiento; la diálisis debería ser de cuatro horas pero en ocasiones, solo administran dos o menos.

La situación se ha visto agravada por las renuncias masivas del personal especializado en hemodiálisis, lo que ha provocado que personas no capacitadas, generen serias repercusiones en las prótesis de los pacientes que poseen fistulas.

La doctora Luzmila Leal, médico internista y representante de la ONG Médicos Unidos de Lara, puntualizó que una falla eléctrica dañó los equipos para las diálisis. El agua que se suministra tampoco es la ideal ya que “se trata de un líquido salado que no debe ser usado en las máquinas. Los pacientes salen de las diálisis con nauseas vómitos y cefaleas”.

Exhortó a las autoridades sanitarias y con competencia en la materia atender de inmediato la crítica realidad de los pacientes crónicos ya que la vida de muchos venezolanos está en riesgo.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Linda Amaro: “Se hizo acto de justicia con los médicos residentes”

La directora de Salud en el estado Lara, Dra. Linda Amaro, ofreció una rueda de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *