Muy Pronto

Para mí no fue fácil cerrar, espero brevemente, dos periódicos: EL CAROREÑO Y EL DIARIO DE LARA. Una difícil decisión que me produjo sentimientos encontrados. Por una parte por ser fiel testamentario de una herencia de más de un siglo de medios impresos con circulación ininterrumpida en mi siempre grata Carora, en cuyas tierras está sembrada toda mi existencia y de donde salí a descubrir nuevos horizontes en el diarismo regional, al fundar otra de mis empresas más queridas, EL DIARIO LARA. Por otra parte está mi visión empresarial; por mucho que luché por mantener a flote ambos medios, las medidas económicas del 17 de Agosto hace ya imposible sostenerlos, aun cuando desde octubre de 2017 lo intentamos todo sacrificando hasta más no poder la calidad de los periódicos. La crisis de los medios impresos en estos momentos no es solo por la falta de insumos, sino más grave todavía, por la falta de efectivo que ha mermado considerablemente la circulación de todos los impresos. Si un lector tiene algún menudo en el bolsillo no la va a sacrificar para cubrir la necesidad de estar informado, sino para invertirlo en el transporte que lo traslade a su hogar o, quizás más prioritario aún, para colmar el hambre. El sacrificio de todos los medios impresos ha llegado a tales niveles que el valor de un ejemplar es 20 veces menor al de una empanada. Incluso así seguíamos saliendo a la calle con mucho sacrificio esperando tiempos mejores y, claro está, para cumplir con un compromiso moral y ético con nuestros trabajadores. Con ese valioso personal hemos concertado el cierre, repito, esperamos que sea breve, para surgir cual ave Fénix a hacer periodismo, que es lo que sabemos hacer, equilibrado, veraz y valiente; con el solo propósito de que el pueblo tenga un vehículo para expresarse y una voz que los defienda en medio de tantas vicisitudes. A los caroreños, a los larenses y venezolanos, a todos les digo, que el receso de EL CAROREÑO Y EL DIARIO DE LARA no es una despedida definitiva, sino un hasta luego. Ya vendrá el momento indicado cuando todos nos reencontremos, porque por mi mente no ha pasado ni por un momento venderlos o desmantelarlos; por el contrario, durante esta pausa nos dedicaremos a darle manteamientos a nuestras infraestructuras y maquinarias para que nuestro resurgir no nos agarre desprevenidos. Por último, quiero agradecer sobremanera la compresión de todo el personal, así como a nuestros lectores por acompañarnos durante todo este tiempo. Regresaremos con nuevos bríos, seguro que sí.

Lic. Javier Oropeza
Presidente Editor.
Diario El Caroreño
El Diario de Lara.