Inicio - Local - Secuelas del apagón: Planes de contingencia evitaron pérdidas en laboratorios y farmacias de Torres

Secuelas del apagón: Planes de contingencia evitaron pérdidas en laboratorios y farmacias de Torres

RAYMAR FALCÓN 

FOTOS: MS/GS

La escasez de medicinas e insumos en Venezuela se ha incrementado con el pasar de los años, a tal punto que conseguir cualquier medicamento por más básico que sea, se ha tornado en un viacrucis para toda la ciudadanía. Cabe destacar que muchas farmacias y hospitales del país no son garantes de dar una asistencia óptima a los pacientes, dado que muchas veces no cuentan con los insumos y tratamientos especializados para proporcionar una mejor atención. 

A pesar del calvario que viven los venezolanos, el gobierno de nacional ha negado la crisis humanitaria por la que está atravesando el país, situación que se ha agravado más a raíz del mega apagón que se registró el pasado jueves 7 de marzo en horas de la tarde en casi todo el territorio nacional. A raíz de esa emergencia, muchas farmacias, centros de salud y laboratorios sufrieron las consecuencias de la falla del servicio eléctrico que ocasionó la pérdidas de medicinas, reactivos y tratamientos.

HPO “contó con planta eléctrica para reguardar vacunas”  

Este panorama incentivó a EL CAROREÑO a investigar y recabar opiniones al resprcto, encontrando a Fanny Ortiz, médico epidemiólogo del Municipio Sanitario en Torres, quien negó rotundamente haber tenido pérdidas de medicinas y vacunas en el Hospital Pastor Oropeza. “Me parece muy irresponsable que estén sacando cadenas en redes sociales donde aseguran que hay pérdidas de medicamentos cuando yo tengo todo el producto biológico resguardado en el Municipio Sanitario Nº2” el cual permanecía cerrado por el decreto de Nicolás Maduro de no laborar hasta el día de hoy.

Ortiz comentó que la única voz oficial de vacunas a cargo en el municipio es su persona, “y les puedo afirmar que no he tenido pérdidas en ningún centro asistencial, dado que todos esos centros que no tenían como resguardar las cadenas de frio, fueron trasladados hasta las instalaciones del HPO, comenzando por el por el Ambulatorio tipo III”. 

La galena aseguró que el HPO cuenta con una planta eléctrica que se encuentra en muy buenas condiciones, “lo que nos permitió el resguardo de las vacunas”. Por último retó a los medios de comunicación a llevar a la Fiscalía el principal centro de salud para la verificación.

No obstante, extraoficialmente se conoció, que en mucho ambulatorios rurales del municipio Torres se perdió gran parte de medicamentos que ameritaban refrigeración. Vacunas, por ejemplo, hubo de ser aplicada con la urgencia del caso en operativos improvisados y de emergencias antes que la falta de electricidad las dañara, visto que el   personal que labora en estos ambulatorios rurales no aplicó dichas inmunizaciones a tiempo. En otros casos se perdieron porque el personal no asistió a sus centros de trabajo en vista del apagón. Entre las vacunas que se disponía se encontraban toxoide, hepatitis B, rubeola, entre otras. 

Los laboratorios tomaron sus provisiones 

En los laboratorios de Torres aún no se han registrado pérdidas de sus reactivos tras el apagón. No obstante, consultamos la opinión del coordinador general del Laboratorio Cecotorres, Luis Enrique Páez, quien expuso que dicho centro de pruebas de sangre se mantuvo cerrado para público, visto que no implementaron un plan de contingencia, pues no contaban con plantas eléctricas para laborar, por lo que se vieron en la obligación de no abrir sus puertas para prestar servicio.

Páez explicó que para el resguardo de los reactivos dispusieron de un refrigerador, “que nos permitió conservarlos, ya que estos no necesitan estar congelados; si no que tienen que mantenerse en un ambiente fresco”. Sin embargo, admitió que si la situación de la falla eléctrica se hubiese prolongado por más tiempo, podían correr el riesgo de sufrir pérdidas.

Por otra parte la Lcdo. Elvia Moreno, gerente de Biolab, hizo énfasis en las maniobras que tuvo que realizar durante los días de oscuridad en Carora y en gran parte de Venezuela. “Tuve que cargar con los reactivos para refrigerarlos en mi casa porque conté con la suerte de tener una planta eléctrica que me permitió conservarlos”. Se preguntó ¿cuáles serían las pérdidas millonarias de otros laboratorios que no corrían con esa suerte?

Farmacias actuaron 

Las droguerías también se vieron afectadas, debido a que muchas no contaban con el plan de contingencia y decidieron mantener sus santamarías cerradas. Tal fue el caso de reconocida farmacia del centro de la ciudad, la cual tuvo que sacar sus medicamentos y trasladarlos hasta otra farmacia que ofreció resguardo para refrigeración de medicinas en Barquisimeto, así lo indicó Emily Velázquez encargada del lugar. “Gracias a Dios no tuvimos pérdidas que lamentar porque actuamos rápido al trasladar los medicamentos hasta Barquisimeto, y decidimos no trabajar esos días”. 

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

AL BORDE DEL COLAPSO: Transportistas se hicieron escuchar ante la falta de combustible

Texto: Mario Sosa Fotos: G. Suárez / MJSS La crisis por abastecerse de combustible ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *