Inicio - Local - CRISIS ELÉCTRICA: Cansados de las excusas de Corpoelec

CRISIS ELÉCTRICA: Cansados de las excusas de Corpoelec

Texto y Fotos:

Mario Sosa

A punta de cacerolas y consignas, vecinos de la Zona Centro, Torrellas, El Yabal entre otros, no se la aguantaron estar más de 12 horas diarias sin servicio eléctrico en sus viviendas, en tanto que Corpoelec no cumple con el racionamiento anunciado por el gobierno. 

Practicando un cerco en las instalaciones de Planta Carora ubicada en la Zona Colonial, los vecinos insistieron en que las personas que se encontraban dentro de la sede les dieran la cara y una respuesta sensata a los cortes que han pasado a 6 y más de 12 horas por día, cuando según la gobernadora del estado Lara serían máximo de dos horas y cumpliendo el cronograma realizado por Corpoelec.

Desde el segundo mega apagón, la mayoría de los sectores vivieron al menos 5 días sin suministro eléctrico por lo que salieron a tomar las calles el lunes pasado, Fueron atendidos por el gerente de la oficina Carora, Luis Ernesto Álvarez, quien se habría comprometido que el fluido sería restituido con cortes de 6 horas al día. Informó adicionalmente, que estaban solicitando que los circuitos de Puricaure y Sicarigua no serían integrados al plan de racionamiento porque suministran electricidad al sistema de bombeo del agua proveniente de los embalses y con ello se aseguraba que llegara el vital líquido a las redes alta, media y baja.

Lo único que recibieron en concreto quienes se encontraba protestando, fueron amenazas por parte de las personas ubicadas dentro de las instalaciones, entre ellas un personal de Corpoelec. Les decían a los manifestantes que llamarían a la guardia para que los metieran presos en el convoy, porque estaban obstinados. Eso motivó a que llegara  más a gente a la concentración.

Sin importarles el calor, el inclemente sol que hacía para esa hora, los contestatarios vecinos esperaban impacientemente que salieran los que proferían amenazas o que llegara la comisión que vendría a realizar la programación para restituir el servicio para que les dieran una explicación clara sobre los cortes tan prolongados.

Los únicos que le dieron la cara fueron los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que llegaron en una unidad de las denominadas como perreras, quienes muy amablemente se dirigieron a los que se encontraban presentes; escucharon todas las inquietudes y molestias por la crisis eléctrica que viven en cada uno de sus hogares y establecimientos comerciales.

LLEGA EL GERENTE

Para la sorpresa de los presentes, no se imaginaron que llegarían juntos el gerente Luis Álvarez y el segundo a bordo. Al bajar de la unidad que previamente fue custodiada por los castrenses, ni se inmutaron al darles la cara a quienes tenían más de una hora esperando una explicación.

Pero la algarabía que produce la molestia en la gente, al parecer hizo que se consiguiera el objetivo. El gerente se dignó a darle la cara al pueblo. Previo a sus palabras, intentó impedir que EL CAROREÑO tomara alguna gráfica porque no está autorizado para dar declaraciones a los medios de comunicación, no obstante, dijo que luego atendería al reportero del periódico de los torrenses.

Informó que sería cuestión de tiempo estabilizar el servicio en los sectores que protestaban, y que esa tarde del martes estaban reparando la falla del supuesto interruptor para normalizar el fluido eléctrico. Habló, pero las personas no creían en su palabra.

Los presentes reclamaban que la aplicación del cronograma de racionamiento no se cumple a cabalidad, y exigían respuestas por los daños en los hogares, la pérdida de la comida, los efectos en las personas enfermas, el reembolso de los artefactos eléctricos dañados, así como también las pérdidas económicas de los propietarios de los establecimientos comerciales.

A pesar de las excusas y explicaciones por parte de Álvarez, asegurando que tendrán luz y normalidad en los sectores que no tiene luz, las personas no se comieron el cuento por lo que le recordaron al gerente que desde Caracas el ministro Jorge Rodríguez, informó que el plan de racionamiento en Venezuela se podría extender por un año, cuando se encontraba en compañía del nuevo ministro de Energía Eléctrica Igor Gavidia, lo que echó por tierra el anunció de  pesar Nicolás Maduro, según el cual el racionamiento era por 30 días.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

AL BORDE DEL COLAPSO: Transportistas se hicieron escuchar ante la falta de combustible

Texto: Mario Sosa Fotos: G. Suárez / MJSS La crisis por abastecerse de combustible ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *