Inicio - Local - Emprendedores - César Tovar: luthier discípulo de un gran Maestro

César Tovar: luthier discípulo de un gran Maestro

Mariángel Castro/Pasante

Fotos: Mario Sosa

El arte de moldear la madera para crear instrumentos musicales es reconocido con gran prestigio a nivel internacional, por tratarse de aportes en un primer momento a la música y a sus intérpretes, y en segundo lugar, a la cultura y tradiciones de los distintos lugares donde se realizan los instrumentos, ya sean ciudades, pueblos o pequeñas localidades. 

En el municipio Torres existen diversos luthiers que han logrado pasar este arte, transmitiendo sus conocimientos de generación en generación. En esta ocasión El Caroreño logró entrevistar a uno de los más representativos a nivel del municipio, pero también del estado Lara, como lo es César Tovar quién lleva desde 1980 haciendo instrumentos de cuerda para diferentes músicos.

Respecto a su historia

Tovar aprendió el oficio por medio de las enseñanzas del maestro Antonio Navarro. Poco a poco y con la experiencia que iba obteniendo en el Taller Navarro, logró independizarse y emprender la realización de sus propias creaciones, así como a recibir pedidos tanto nacionales como a nivel internacional. 

Sobre el proceso de aprendizaje, Tovar afirma que “nunca se termina de perfeccionar. Antes de que partiera el maestro Navarro le seguía preguntando y pidiendo sus consejos”.

Sobre fabricación de cada uno de los instrumentos, como guitarras, cuatro, ukelele, violín, mandolina, viola, entre otros, manifiesta que lo primero que se debe hacer es la selección de las maderas, y para ello estas deben estar completamente secas. “Uno se encarga de visualizar las fibras de la madera y seleccionar qué parte va para los costados, para los aros, el mástil y por último para el sonido”. Detalla que se hacen los cortes necesarios “y se va armando el instrumento, tomado las piezas una por una”.

Manifiesta que el secreto de la creación de este tipo de instrumento se encuentra tanto en la madera como en las temperaturas de la ciudad de Carora, pues en sus propias palabras manifestó que “la temperatura viene a influir en el sonido, ya que debemos recordar que la madera cambia con la humedad: se expande en temperaturas bajas y se contrae con el calor. La madera es viva”, asienta con convicción. 

En cuanto al mercado de sus instrumentos

Actualmente cualquier actividad económica en nuestro país se ha visto afectada por los altos niveles de inflación y la escasez de productos esenciales como la materia prima, sin embargo, Tovar manifiesta que su oficio no se ha visto muy afectado ya que vende lo que fabrica. “Las personas que tienen fábricas industriales son los que sufren en estos tiempos pues, fabrican en grandes cantidades, pero yo solo hago dos o tres piezas que son previamente encargadas”.

Así mismo aclaró que solo les vende sus instrumentos a músicos, estos  también participan en el proceso de diseño expresando sus opiniones de cómo lo quieren, el tamaño y el tipo de sonido que buscan.

Por último, como recomendación para las personas que quieren aprender este oficio, “primero que tenga amor por la fabricación de instrumentos; segundo, que no piense en hacerlos solo para vender sino como algo que va más allá y que piensen en trabajar, porque es la única manera de superar las dificultades del país”.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

EN EL MARCO DE LOS 450 AÑOS DE CARORA: La sociedad civil echa una “manito” al Cementerio Viejo

Raymar Falcón  Fotos: Gilberto Suárez  En los últimos años se ha notado con preocupación el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *