Inicio - Destacados - IGLESIA EVANGÉLICA: Pone en funcionamiento comedor en el Hospital

IGLESIA EVANGÉLICA: Pone en funcionamiento comedor en el Hospital

Yóselin Álvarez

Fotos: Cortesía

Reza un refrán: “Las penas con pan son menos”, y eso es lo que ha logrado hacer la iglesia Dios de la Profecía, pastoreada por Mary y Yasmil Meléndez, donde por medio de la Fundación “Manos que Ayudan” han puesto en funcionamiento el comedor del Hospital Pastor Oropeza, haciendo que quienes estén allí ahogados en sus preocupaciones, se sientan más aliviados al recibir un plato de comida.

La “Fundación Manos que Ayudan” nace en la iglesia como un ministerio en el cual se oraba por los más necesitados, sin embrago, tiempo después sus integrantes decidieron registrarlo como fundación bajo la presidencia de Mary Cruz de Torres, y acercarse al principal centro de salud pública de Torres para llevar arepas rellenas y menguar de alguna manera el hambre de quienes allí se encuentran.

Desde hace dos semanas han retomado las instalaciones que fungían como comedor, mismo que había dejado de funcionar luego que se agudizara la crisis hospitalaria en el país, dejando a los pacientes a la “buena de Dios”, pero hoy trabaja bajo los más estrictos rigores de salubridad y nutrición para garantizar calidad en lo que se le ofrece a los pacientes.

Nereida Mujica forma parte de dicha fundación y expresó que su finalidad “es demostrar el amor de Dios a través de hechos hacia el ser humano, y basándose el Versículo 1 de Juan 3:18: “Hijitos míos, no amemos la palabra de lengua sino de hechos y en verdad”. 

Comentó además que este grupo lo forman Elizabeth Rojas, Pedro Álvarez y Yomaira de Sánchez, quienes tienen la ardua labor de preparar la comida desde tempranas horas del día y luego salir en busca de personas de buen corazón que estén dispuestos a realizar donaciones de alimentos y a personas que puedan realizar trueques para conseguir leche y así realizar suplementos alimenticios.

“Dios provee todos los días, los adjudicatarios del Mercado Municipal nos ayudan con donaciones de verduras y frutas para hacer los jugos”, dijo Mujica contando que además están en la realización de cartas para la solicitud de ayudas en los grandes comercios de la ciudad.

Asimismo dijo que trabajan a base de 50 platos o más, ya que la comida que preparan es tanto para los pacientes como sus acompañantes, que en casi todas las oportunidades provienen de zonas rurales. “Hemos realizado sopas en varias oportunidades también para el personal que labora en el HPO”.

Una palabra de esperanza ante la crisis

Nereida Mujica también habló sobre la gran necesidad que sufren los familiares de los internos en vista de que la mayoría que acude al centro de salud es de bajos recursos y no les alcanza para comprar la alimentación para el día. “Hay personas que duran días sin comer porque no tienen cómo comprar o simplemente no pueden dejar a su enfermo solo para salir”.

Agrega que más que la comida física, se les da también la espiritual a través de la lectura de la Biblia y la oración para que sean sanados. “No solo damos comida, también se predica la palabra de Dios para dar aliento a los desesperanzados y alimentar su alma”. 

En dicha labor social se busca concienciar a la colectividad tórrense para que donen alimentos destinados a la ayuda de estas personas,” ya que aquí se realizan platos de comida para el desayuno y almuerzo”, finalizo.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Vecinos asumen gastos de reparación de averías eléctricas y comunicaciones

Franklin Piña La comunidad que se vea afectada por alguna avería eléctrica, de comunicación o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *