Inicio - Local - AV. PEDRO LEÓN TORRES: Protestan por falta de agua y luz, pero sólo reciben excusas, bombas y perdigones

AV. PEDRO LEÓN TORRES: Protestan por falta de agua y luz, pero sólo reciben excusas, bombas y perdigones

Texto y Fotos:

Mario Sosa

Habitantes de varios sectores de la parte sureste de la ciudad,  que exigían agua, luz, medicina y comida, cerraron la avenida Pedro León Torres a la altura del Mercado Municipal. 

La protesta condujo al secuestro de una unidad móvil de salud pertenecientes a la Gobernación del estado Lara, que tenía como destino atender una actividad especial en el sector Cantaclaro, pero se encontró con los vecinos de los sectores Red de Emergencias, Loyola, Los Indios, Don Pío Alvarado, Pueblo Aparte, La Greda entre otros, que sufrían días sin servicio eléctrico y meses tienen sin agua en sus viviendas.

Con cauchos, palos, piedras y una barricada de vecinos, impidieron que los conductores que circulaban por la avenida obtuvieran paso. Al lugar se apersonaron las autoridades con el propósito de negociar con los manifestantes, pero en ninguna de las conversaciones salieron airosos. Solo la represión permitió abrir el paso.

Uno de los que inició la mediación fue Jesús Belizario de Corpoelec, quien no pudo convencerlos de abrir la vía y entregar la clínica móvil. Seguidamente lo intentarían algunos directivos encargados de la unidad Clínica Móvil, pero tampoco le permitieron palabra y salieron rebotado.

Quien también apareció fue el Presidente de la Cámara Municipal, el profesor José Alexander Gil en compañía de Eliefer Vásquez, los únicos que medio tuvieron una conversación sensata con los protestantes. En una oportunidad fueron rebotados por ofrecerse como intercambio si liberaban la unidad médica sin éxito, pero retomaban la negociación y hasta hubo indicios de que la negociación iba bien encaminada, hasta que un funcionario de la gobernación salió de uno de los vehículos y exhibiendo un carácter arrogante y prepotente le aguó la negociación al profesor Gil.

Ninguna de las autoridades negociadoras pudo saciar la sed de los vecinos, por lo que rechazaban la opción de un cisterna para llevarles agua a cada uno de sus hogares.

CONOCEN AL PRESIDENTE DE HIDROLARA

Por sorpresas tomó a quienes desde temprano cerrando el paso de la también conocida como la avenida Aeropuerto, la inesperada presencia del presidente de la hidrológica, Numas Colmenares, quien sin exhibir mayor afabilidad y sin identificarse, a pesar de la petición de los medios de comunicación presente evadía dar su nombre al indicar que todo el mundo lo conocían, sin embargo la gente no tenía idea de quién se trataba.

Por espacio de 3 horas, el ingeniero propuso desde la llegada de agua por tubería a partir del sábado o por cisternas ese mismo día, pero la insistencia de los afectados era la llegada del agua de manera inmediata. En otro de sus intentos ofreció cisternas, pero solo media pipa por familia,  una oferta que en cuestión de segundo fue rechazada como se esperaba.

En medio de la negociación los vecinos de los sectores afectados le recordaron al presidente de la hidrológica las fallas en cuanto a la distribución de agua, como también le preguntaron dónde estaba el delegado de la oficina de Carora, porque el estado Lara no era solo Barquisimeto y Cabudare. A esas interrogantes de los vecinos la respuesta fue por demás muy grosera: “Eso no es parte del problema”, dijo. El repudio no se hizo esperar y rechazaron el trato contra quienes le dieron el voto a Carmen Meléndez para que ganara la gobernación. 

PREFECTO CON MALAS JUNTAS

Otra situación inquietante en la avenida fue la conversación del ciudadano prefecto, Danny Lameda, con quien públicamente ha sido señalado como integrante de los colectivos en la ciudad, que n gozan de la simpatía de quienes en algún momento eran parte de los revolucionarios.

Al ver dicho encuentro, inmediatamente los presentes responsabilizaron al prefecto de la ciudad por los daños que se pudieran ocasionar y las personas heridas entre los manifestantes descontento por no tener servicios de calidad en cada uno de sus hogares.

GAS DEL BUENO Y PERDIGONES

A las 3:17 minutos de la tarde sonó el primer disparo que inició la represión por parte de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía del estado Lara. En cuestión de segundo quienes tenían bloqueado el paso salieron corriendo buscando resguardar su integridad.

Mujeres y hombres de diferentes edades, entre ellos con niños en los brazos les dispararon, por lo que muchos se dirigieron a la calle de Los Indios, donde se dio lugar el enfrentamiento con el gobierno de balas contra piedras.

Los castrenses al bombardear a los manifestantes con gas del bueno, no se percataban que muchas de estas bombas cayeron dentro de las viviendas. Uno de los propietarios, quien no se encontraba en las protestas, sin miedo y afectado por las bombas llegó hasta donde se encontraban los verdes exigiendo que pararan porque en las viviendas había niños y personas de avanzada edad, la advertencia no los amilanó y continuaron los disparos.

Se pudo conocer que en el enfrentamiento solo una persona resultó lesionada, una herida de perdigón en el rostro leve, afortunadamente. Para las 4:50 de la tarde todos los funcionarios abordaban las unidades en la que llegaron, la retirada la hicieron disparando porque aparentemente se estaban quedando sin municiones.

Con la retroceso de los cuerpos de seguridad, nuevamente los manifestantes volvieron a colocar sus cauchos y barricadas.

HOSPITAL

Al parecer, la gobernadora no pudo inaugurar la sala de emergencias del Hospital Pastor Oropeza, debido a que un nutrido grupo de habitantes de los sectores vecinos organizaron una grata bienvenida con los tanques y recipientes de agua vacíos.

Desde el día miércoles estaban realizando operativos de  limpieza y bacheo esperando a la Mandatarias regional. Todo indica que el acto fue pospuesto, en vista de  las confrontaciones entre manifestantes y colectivos dentro de las instalaciones del máximo centro asistencial reinaron durante todo el día, unos preparados para exigirle a la gobernadora servicios públicos, y otros, personas ajenas a los servicios del hospital, dispuestos a amedrentar a quienes protestaban.

Las discusiones al parecer generaron algunos señalamientos, específicamente contra el personal del área de laboratorio, que probablemente  se ganaron el boleto a sus casas sin retorno al HPO.

CANTACLARO

Para muchos afectos al gobierno, las jornadas previstas con la presencia del almirante Carmen Meléndez, fueron chucutas en medio de tantos problemas. En Cantaclaro, uno de los sectores que menos  ha tenido atención de cualquiera de las líneas de gobierno, al menos pudieron contar con un operativo de atención médico general, citología y odontología.

Algunos de los presentes quedaron con los ojos claros y sin vista con la presencia del alcalde Edgar Carrasco. Realizaron entrega de pañales, entre otras cosas, pero al parecer la organización del evento no fue muy buena debido a la mala atención de quienes estaban a cargo del sector salud.

Uno de los mayores descontentos para quienes acudieron a la jornada médica, lo constituyó la fecha de expedición de las medicinas que fueron entregadas a la comunidad. Presentaban un lapso de no menos de un mes para ser utilizada ya que tenían fecha de vencimiento Mayo 2019.

En cuanto a la presencia del la ciudadana gobernadora, se especula mucho si llegó o no a estar presente en las instalaciones del máximo centro asistencial del municipio, así como del sector Cantaclaro.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Gremios y sindicatos de Torres se unieron en apoyo a los docentes

Raymar Falcón Fotos: Mario Sosa  La mañana de este martes el magisterio de educación, gremios …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *