Inicio - Sucesos - EN LA BOLÍVAR: Indolencia humana

EN LA BOLÍVAR: Indolencia humana

Texto: Mario Sosa

Foto: Cortesía

La capacidad de asombro por la pérdida de valores, así como la ayuda al prójimo se ha convertido en una de las acciones más difíciles de una sociedad convulsionada y polarizada como respuesta a  la situación política y social que se vive actualmente.

El pasado sábado, luego de la 1:30 de la tarde, un señor de avanzada edad se encontraba recorriendo la calle Bolívar bajo el efecto de bebidas alcohólicas, de manera que no estaba en su sano juicio.

En su deambular portaba unos mangos, por lo que procedió a comérselos. Pero de repente, empezó a sentirse ahogado, empezó a escupir, toser fuerte y golpearse la nuca porque no podía continuar caminando. Cayó al piso donde siguió escupiendo y tosiendo.

Con aspecto de indigente, el señor hasta de manera jocosa se acercó a uno de los establecimientos que se encuentran en pleno centro de la ciudad, donde estuvo echándole piropos a un maniquí, una situación que lo único que hizo fue causarle risas al personal de dicho comercio ante la escena del señor hablando con la muñeca de plástico, para luego seguir su camino.

A pesar de que el señor intentaba descongestionar el ahogo, las personas pasaban por su lado y lo que hacían era mirar despectivamente por su aspecto y el fuerte hedor a alcohol con sudor por lo que nadie procedió a auxiliar. Cuando algunos pensaron que se había mejorado dio algunos pasos cayendo en la acera. Le ocurrió un infarto fulminante y no que se había ahogado con el mango.

El infortunado quedó tendido en el piso mientras las personas pasaban por su lado, hasta que otros que se encontraban en los establecimientos comerciales llamaron al cuerpo de bomberos. Los efectivos bomberiles hacieron acto de presencia en poco tiempo, los mismos que certificaron la defunción del señor como consecuencia de un infarto fulminante.

El levantamiento del cuerpo del abuelo, estuvo a cargo de los funcionarios del Cicpc que lo trasladaron hasta  la morgue del Hospital Pastor Oropeza. El señor quedó identificado como Oscar Gutiérrez. Se desconoce el sector de su residencia.

Personas comentaban que llegaron a ver el alboroto el pasado sábado sin saber de qué se trataba, indicaron que es increíble como las personas han perdido la sensibilidad para ayudar a alguien, solo se acercaron cuando el señor murió.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

POLILARA: A la “cana” por violento

Mario Sosa Foto: Cortesía Debido al maltrato físico y psicológico hacia una mujer, funcionarios de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *