Inicio - Sucesos - SAN ANTONIO: No solo fueron oraciones

SAN ANTONIO: No solo fueron oraciones

TEXTO Y FOTO: 

MARIO SOSA

Cada 13 de junio los devotos de San Antonio de Padua salen a las calles para expresar sus sentimientos hacia el santo. Pero no todo son rezos y cánticos cristianos, visto que en algunas oportunidades suceden irregularidades de diverso tipo como consecuencia de la ingesta de alcohol, así como también de la picaresca humorística de quienes no comparten estas tradiciones religiosas.

Pasada las 11:00 de la mañana de ayer, un vehículo modelo Jeep por poco se lleva por delante parte de la procesión que acompañaba al santo, entre los cuales iban de primeros unos niños. Rápidamente los adultos y coordinadores de la caminata religiosa que velan por los infantes participantes, mediaron con el conductor, pero éste no estaba de humor para lidiar con quienes participaban en dicha actividad.

Algunas de personas que marchaban en la procesión, se percataron de la actitud del conductor. Aseguraron que el conductor altanero vociferaba a los asistentes que no le importaba el carácter místico de la celebración del santo, porque lo que quería era pasar. Impedido por tanta gente que optó por no prestarle atención, no tuvo otra que retroceder y tomar otra vía. 

Más temprano se pudo conocer a través de un reporte de los funcionarios del Cuerpo de Bomberos del Municipio Torres que se encontraban desplegados en la procesión, que una persona se desmayó luego de lo cual fue trasladada por sus acompañantes hasta el centro asistencial más cercano.

Se pudo conocer que la persona, al parecer, sufre de la tensión y pese a ello se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas un día tan soleado que registró altas temperatura, lo que sin duda lo afectó sobremanera.

Otra situación que aconteció, específicamente en la avenida Isaías Ávila con esquina de la calle Rosario, ocurrió cuando una camioneta intentaba pasar, ante lo cual los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana que se encontraban custodiando a los presentes en la actividad religiosa, mediaron en el incidente.

El conductor de la camioneta tumbó una moto al retroceder, cuando al parecer este le falló el cálculo y no se dio cuenta de lo que había sucedido. Alertado por los presentes, la eventualidad se complicó en vista que la moto aparentemente era de uno de los guardias que realizaban el cordón de seguridad. 

En cuanto al reporte sobre situaciones derivadas de riñas o algún inconveniente por la ingesta de bebidas alcohólicas, no hubo registro alguno al cierre de esta edición.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

CCPT: No “pisan tablitas” al caer con presunta droga

Texto: Mario Sosa Foto: Cortesía Yerly Mary Mogollón Meléndez, de 32 años de edad, y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *