Inicio - Local - A Viva Voz - A VIVA VOZ

A VIVA VOZ

18/06/2019

El caso de corrupción que vincula a gente cercana a Juan Guaidó, es tan “oportuno” que hace presumir sea una jugada de esos laboratorios muy al estilo del G-2 cubano. Ocurre en momentos en que visita Venezuela la señora Michelle Bachelet, sin embargo deja filtrar extrañas situaciones que permiten suponer circunstancias veraces y creíbles, si damos como ciertas las declaraciones del embajador en Colombia de la presidencia encargada, Humberto Calderón Berti, quien señaló en su cuenta twitter que tenían dos meses sobre esas investigaciones por informaciones procedentes de inteligencia colombiana. Es lamentable que este escándalo surja en momentos en que se libra una dura batalla contra esa corrupción que arruinó al país, al tiempo que el pueblo reclama de la  dirigencia opositora más unidad y pulcritud. Somos ahora caldo de cultivo de los corruptos del régimen que no iban a pelar esa “bombita” enviada al home, producto de un mal movimiento en el bullpen de Guaidó. Si la ayuda humanitaria en cuestión estaba siendo manejada por Gaby Orellana, que es militante de Voluntad Popular, y José Manuel Olivares, de PJ, ¿por qué tuvieron que enviar desde Caracas a dos personas que ahora están precisamente en el ojo del huracán? Se lo atribuimos a ese sectarismo enfermizo del que se contaminan todos los partidos una vez ascienden al poder, una endemia tercermundista de la que se pensaba que 20 años de chavismo-madurismo la pudiera erradicar. Fue sintomática cuando mandaron los adecos, los copeyanos, los convergentes, los chavistas la volvieron epidemia y ahora VP se contagia. Recuerden como antecedente la visita de Guidó a Barquisimeto y Carora. Ángel “Walo” Torres se adueñó de él junto al jugador en posición adelantada caroreño. Ambos dejaron por fuera al Frente amplio y demás partidos, en una clara jugada de sacarle provecho personal a la visita del líder. Somos de los que creemos que de esta investigación que hasta el mismo Guaidó solicitó saldremos fortalecidos, y ojalá la experiencia sirva para que se consolide definitivamente la unidad que reclama el pueblo venezolano en horas tan menguadas para el país.    

EN EL OJO DEL HURACÁN

PREGONADAS

Mientras Juan Guaidó vive una tragedia a casi seis meses de su juramentación como presidente encargado, no hemos visto a ninguno de sus seguidores en Carora defenderlo por ningún lado. Todo el Frente Amplio Torres y los líderes voluntariosos están desaparecidos. Ni se sienten en la calle al lado del pueblo acompañándolos en sus vicisitudes diarias, ni en los medios de comunicación alertando sobre esta campaña soterrada que amenaza la credibilidad de Guaidó y por carambola de la oposición en su conjunto. Apenas por allá y por acá, en ciertos grupos de whatsapp, se les percibe retuisteando lo que los demás escriben. 

Como estaba previsto, la nueva directiva de Vente-Torres fue constituida el pasado sábado. Por lo menos en presencia de las autoridades nacionales y regionales del partido de María Corina no formaron líos y hasta posaron alegremente todos en su conjunto ante las cámaras. Pero no faltó quienes apostara sobre el tiempo que durará ese “martirmonio”. Amanecerá y veremos.

El llamado de Gerson García, dirigente de ABP, a la desobediencia civil. “No hay que pagarle impuestos al municipio con base a la nueva ordenanza de actividad económica. Es una injusticia porque ellos agreden al pueblo”. Se refiere García a una forma muy particular de agredir, porque no darle calidad de vida al ciudadano es un tipo de agresión de las más violentas.

Por cierto que un tal “Antonio” tuvo la desfachatez de solicitar por las redes sociales dos cauchos para los bomberos de Carora. Los memes no se hicieron esperar. Todos los mandaron donde Édgar Carrasco que debe tener muchos, o por lo menos sus vehículos los debe tener nuevecitos.

Informacion Yeli

Compruebe también

Iglesia asumen comedores que abandonó el Gobierno

Andreína Leal Fotos: Gilberto Suárez  Los programas de alimentación impulsados por ex presidente Hugo Chávez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *