Inicio - Local - Ferias en honor a San Juan Bautista en sus mejores años

Ferias en honor a San Juan Bautista en sus mejores años

Yóselin Álvarez

Fotos: Cortesía

El mes de junio para los caroreños, era sinónimo de fiesta, celebración y algarabía. Se sentía en el ambiente un ánimo por gozar de las ferias en honor a San Juan Bautista, Patrono de Carora, que tienen sus inicios aproximadamente en el año 1946. 

Dichas festividades daban apertura a mediados del mes de junio, en el que se comenzaba con las celebraciones eclesiásticas demostrando la fe de los caroreños que esperaban la bendición del santo para la ciudad.

En la misma se llevaba a cabo la selección de candidatas listas para participar en el certamen, y ser electas reinas de las ferias, en la que las barras realizaban sus mejores pancartas para apoyar a su preferida.

Una gran cabalgata  daba inicio al evento, que salía unas veces desde las inmediaciones de la Plaza Bolívar, o desde el antiguo llenadero, y finalizaba en las instalaciones del Parque Ferial Teodoro Herrera, en el que casi toda la colectividad se volcaba a la espera de la misma en la avenida Francisco de Miranda.

En la misma se esperaba la recolección de dulces que serian lanzados por quienes formaban parte de tan vistoso desfiles, y que causaba mayor adrenalina para los espectadores.

Estas eran consideradas como una de las mejores ferias ganaderas realizadas a lo largo de todo el país, quizás no por la cantidad de ganado que se presentaba en las exposiciones del Parque Ferial, sino por la calidad del mismo. “Todo el caroreño tienen un familiar, ya sea un tío o un primo con un buen animal, que quería ir a mostrar orgullosamente en las ferias”, dijo un experto en el tema.

La ciudad de Carora se caracterizaba por la competitividad amistosa en cuanto a exposición del ganado vacuno, y los costos para la realización de las mismas eran muy bajos, lo que permitía a la colectividad participar en ella. Importante resaltar que anteriormente participaban también los entes gubernamentales conocidos como INCES y el Banco Obrero.

Para estas temporadas, la ciudad levítica se transformaba, la felicidad en las personas se percibía y el gobierno local se hacía sentir barriendo las calles y asfaltando las que estuviesen un poco dañadas por el tiempo, entre ellas la calle de la Feria.

Además, el comercio local crecía en un 50%, los hoteles y restaurantes tenían una gran afluencias de personas ajenas a la ciudad, que visitaban esta tierra larense con la finalidad de distraerse y disfrutar de lo bueno que pudiese ofrecer las Ferias en Honor a San Juan Bautista.

Sin duda, esta fue una de las mejores temporadas que pudo tener la ciudad de Carora, en el que la economía caroreña tuvo su mejor impulso, porque hasta el “Cotufero y el heladero” tuvieron las mejores ventas. La mejor época de la ciudad, que está a punto de cumplir 450 años de su fundación pero que lamentablemente de estas Ferias, solo quedan los retratos.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Oficialismo Caroreño salió a protestar contra el Informe de Bachelet

Mariángel Castro Fotos: Cortesía  El pasado sábado la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *