Inicio - Local - La educación está en el peor momento de la historia

La educación está en el peor momento de la historia

Raymar Falcón 

Fotos: Castro / Suárez 

La crisis que se vive en el país en torno a la escasez de alimentos y medicinas, así como en los servicios públicos más los altos índices inflacionarios, han generado una serie de problemas en la sociedad, entre ellos una mala calidad educativa que además ha arrastrado gran ausentismo de profesores y estudiantes en instituciones, tanto públicas como privadas. 

Como corolario de toda esa realidad, la suspensión de actividades académicas por distintas razones ha llevado a que la cobertura de las horas correspondientes al período lectivo no se hayan podido alcanzar, por lo cual Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, ha afirmado que “técnicamente” el período escolar “se perdió”.

70 días de 2010 en Torres

Igual piensa Miriam Gómez, representante de la FVM en Torres, indicando que de 210 días de clases que se tenían planificados para el año escolar, solo se cumplieron 70. “Se tenía previsto un plan de acción para recuperar el año escolar, y con éste los alumnos alcanzarían las competencias mínimas requeridas, pero no fue aplicado producto de la suspensión de actividades decretadas por el Gobierno nacional, por lo que consideramos que este año escolar se ha perdido”. 

Criticó que en la actualidad exista una nueva modalidad educativa, donde el estudiante no alcance sus competencias y aun así sea promovido al nivel inmediato superior. “Éste es un error que afecta directamente al estudiante, visto que obligatoriamente lo pasan al siguiente grado sin preparación”. 

Al mismo tiempo aseguró que otra de las dificultades es la deserción que existe en cuanto a la nómina de personal docente, es que muchos han emigrado por los bajos salarios “y otros no están ni siquiera contratados”. 

En relación a la condición de las instituciones educativas, la sindicalista aseveró que se encuentran en un estado deplorable. “Carecen en su totalidad de servicios básicos, y donde las estructuras están completamente deterioradas por falta de iluminación y esparcimiento”. 

Por último agregó que el inicio de nuevo año escolar esta a la expectativa, porque “lo que se ventila es ir a paros escalonados y convocar a asambleas permanentes, ya que este año no se cumplió lo que estaba estipulado en las contracciones colectivas”.

Excelencia Educativa en descenso 

La profesora Esperanza de Riera consideró que los profesionales de la educación se encuentran de manos atadas y que la excelencia en la educación se ha ido perdiendo. “Dentro de unos 10 o 15 años los profesionales que egresen no tendrán una buena calidad educativa, pero todo se debe a que los docentes son mal remunerados, o se han ido del país porque no aguantan el modo de vida que llevan con su sueldo, que no les alcanza ni para costearse el pasaje. ¿Cómo va a lograr un alumno excelencia con más de 40 días de clases perdidos?”, se preguntó. 

Riera tiene 60 años en la educación, y asegura que este sector jamás había vivido una crisis como la actual. Afirmó, por ejemplo, que dentro de los colegios privados hacen de tripas corazones para culminar el año escolar, inculcando valores morales y espirituales. “Si académicamente no se logran muchas cosas, tratamos de compensar con valores a medida que crezca el estudiante, y adquiriera lo demás en la universidad”. 

Reprocha de plano que no se hagan inversiones en las instituciones, cuando la educación es lo primordial para un país. “Sin embargo, se derrocha dinero en otras cosas que no son importantes. Da tristeza porque no se está haciendo nada, y prueba de ello está el déficit de los servicios básicos”.

“Para el Gobierno el año escolar no se perdió” 

Otro consultado al respecto fue el profesor Manuel Arévalo, quien estuvo 30 años en un aula impartiendo clases. “A parte de todo lo dicho, es bueno acotar que lo peor es que el Gobierno lo niega todo. Para ellos, el año no se perdió. Lo otro es que al mes se da clases unos 17 días cuando mucho porque además oficialmente se suspende clases por cualquier cosa, pero los afectados son los estudiantes. Ellos no se preocupan porque sus hijos no estudian en Venezuela como los nuestros”, dijo. 

Aseguró que la mayoría de los estudiantes egresaron con unos conocimientos vagos, puesto que no se dio ni el 40% de los objetivos dados y logrados. “Van a la universidad o a otros grados con lagunas porque los contenidos básicos no fueron dados”.  

Recalcó que el mal estado de las instituciones es deprimente, dado que no cuentan con agua potable, ni baños en buenas condiciones. Indicó que la carencia de transporte y el bajo salario inciden en la deserción y las renuncias masivas de los docentes. “Hemos retrocedido 70 años en la educación, y eso es muy serio. Existe mucha una dejadez por parte de las autoridades educativas. Ya las instituciones no son las mismas de antes”, recalcó con énfasis Arévalo. 

Finalizó exteriorizando que en la actualidad la parte curricular no responde a los requerimientos de un estudiante universitario. “Están vacios, porque se hace proselitismo con los programas educativos. Y la muestra está en que le dan más importancia a Chávez que a Bolívar, Andrés Bello, Arturo Uslar Pietri o Prieto Figueroa”. 

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Iglesia asumen comedores que abandonó el Gobierno

Andreína Leal Fotos: Gilberto Suárez  Los programas de alimentación impulsados por ex presidente Hugo Chávez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *