Inicio - Local - Denuncia María José Arroyo: “Ambulatorios rurales no tienen nada”

Denuncia María José Arroyo: “Ambulatorios rurales no tienen nada”

Yóselin Álvarez

Fotos: Cortesía 

La crisis hospitalaria no afecta solamente a los centros asistenciales ubicados en la ciudad, sino también a la red de ambulatorios situados a lo largo y ancho del municipio Torres, que  hoy llevan la peor parte, ya que muchos no cuentan ni con personal médico o de enfermería.

Conocimos que el de la parroquia Altagracia carece de personal médico en su ambulatorio para la atención de pacientes de la población y los que provienen de sus alrededores, así como el de  la localidad de Burere, Arenales y Aregue. 

La delegada por el centro de Sunep-SAS, María José Arroyo, denuncia que la crisis de los ambulatorios se ha agravado debido a la indolencia e incapacidad del Gobierno en todas sus instancias. “Más del 90% de los ambulatorios rurales tipo I están inoperativos”, afirma.

Explicó que estos ambulatorios se encuentran cerrados, “contrariamente a lo que debería ser el objetivo de una adecuada y eficiente política sanitaria, que no es otra sino fortalecer la red ambulatoria con el propósito de acercar la prestación del servicio a la ciudadanía en la zonas rurales”, señaló la gremialista.

Recordó que la finalidad de estos centros de salud ubicados en la zona rural es descongestionar la pesada carga que se concentra en el principal centro asistencial, Hospital Pastor Oropeza, “sin embargo, los usuarios manifiestan que en los ambulatorios no se consigue nada; y cuando decimos nada nos referimos a personal médico, ni insumos menos un equipo de diagnóstico funcionando”.

Arroyo lamentó que el ambulatorio tipo I del caserío Las Playitas, en la parroquia Las Mercedes esté totalmente cerrado, “y se haya trasladado a la enfermera para el HPO, dejando la localidad sin atención médica asistencial como muchos otros en el municipio Torres”.

Indicó que otro de los problemas es cuando se cuenta con una enfermera, y no dispone de lo más elemental para atender una emergencia hipertensiva como sería el tensiómetro y el medicamento antihipertensivo para tratarlo. “Es doloroso que ni en Los Quediches haya atención médica. No tienen médico o no hay equipos tan indispensables y básicos como un tensiómetro”, manifestó la denunciante.

Revela Arroyo que de nada sirve que se disponga de la infraestructura para el funcionamiento de estas instalaciones si no cuentan con el suficiente personal médico y paramédico y la permanente dotación de insumos para la prestación de este derecho humano fundamental en condiciones de calidad.

“Nuestra Carta Magna en su artículo 117, expresa que todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, este mal sistema afecta severamente la calidad de vida de los torrenses”, dijo.

Por otra parte dijo que la prestación de servicios de salud es una competencia concurrente de los tres niveles de gobierno, siendo el poder nacional el órgano rector que debe encargarse de la normativa para su prestación y además destinar inversiones financieras para la construcción de tales ambulatorios, así como su mantenimiento.

“Tenemos más de 10 años a la espera del cumplimiento de la promesa de la habitación y puesta en funcionamiento de la sala de diálisis del municipio Torres, que atendería cerca de 100 pacientes que sufren el calvario de tener que viajar 3 veces a la semana a hacérsela en Barquisimeto o San Felipe”, puntualizó. 

Informó que en Lara la salud está descentralizada, lo cual implica la que la mayor responsabilidad recae sobre la Gobernación de Lara, cuyo titular solo ha expresado promesas sin resultados concretos que beneficien la atención directa al paciente.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

¡Eureka!: Se les “prendió el bombillo” y surgieron propuestas a problemas por gasolina en Carora

Mariángel Castro Fotos: Mario Sosa Por iniciativa de la Cámara Municipal, ayer se efectuó una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *