Inicio - Local - A Viva Voz - A Viva Voz

A Viva Voz

09/10/2019

Los acontecimientos fraguados tanto en Colombia como en Ecuador recientemente, dejan entrever ciertas injerencias desestabilizadoras en esos países, muy al estilo del Foro de Sao Paolo. Primero en Colombia, donde una corriente de la FARC se alzó en armas y, al igual que el ELN, utilizan a Venezuela como sus respectivos santuarios, aun cuando estos dos grupos de irregulares son calificados por la ONU como terroristas. En tanto en Ecuador, país que eliminó el subsidio al combustible luego de lo cual se desató una ola de protestas encabezada por la población indígena, gozan los aborígenes de programas sociales más que ningún otro ecuatoriano, que en algunos casos alcanza hasta 150 dólares mensuales. Ambos acontecimientos hacen presumir que se trataría de una respuesta de los socios de la ALBA al Grupo de Lima y a las sanciones de EE.UU contra Venezuela, Nicaragua y el cerco a Cuba. Los señalamientos van y vienen, el más grave procede del mismo Ecuador, desde donde un asambleísta, Juan Fernando Flores, advierte que Rafael Correa opera desde Venezuela, muy particularmente estaría en  Barquisimeto, ciudad desde la cual se desplaza a diversas regiones en aviones de Pdvsa. Todo ello hace suponer que estos movimientos insurreccionales son alaridos de una “loba herida”, por el cerco sistemático de las sanciones sobre ciertos personajes afines al régimen. En primer lugar porque no dejaron entrar a dos magistrados del TSJ-Miraflores al Perú, y de seguida el gobierno de Japón congela la cuenta de tres diplomáticos venezolanos, así como la de la esposa del embajador. En España congelan tres lujosas propiedades de Raúl Gorrín, señalado como uno de los jefes de la banda judicial conocida como “Los Enanos”; mientras, el canciller de España, Josep Borrell, próximo jefe de la diplomacia de la Unión Europea, asintió su parecer con las sanciones individuales a altos funcionarios del régimen inmiscuidos en violación de derechos humanos, lavado de dinero, narcotráfico y corrupción, lo cual generó las acostumbradas bravuconadas de Diosdado en contra del ministro del Exterior español. De tal manera que los sucesos de Ecuador y Colombia pudieran considerarse una ofensiva del foro de Sao Paolo en un intento por recuperar su hegemonía perdida que tanto auge tuvo cuando erigieron Unasur. La desestabilización no es perdurable en el tiempo, porque la chequera que caminaba por América Latina está sin fondos. Muestra de ello fue la irrisoria participación en el último Foro de Sao Paolo desarrollado en Venezuela, al que solo asistió una cuarta parte de las delegaciones invitadas.      

PREGONADAS

Julito Chávez desparramó toda su materia gris al concluir que la crisis de Corpoelec se debe a que sus cuentas están bloqueadas por las sanciones.  Parece olvidar que en España hay dos exfuncionarios con rango de ministros de Corpoelec presos por lavado de dinero, hay además un personaje que se suicidó y millones de dólares, euros y propiedades congeladas pertenecientes a estos detenidos y sus testaferros. Julito puede hacerse el “willymey”, pero este imprudente si recuerda los 100 mil millones de dólares de la “emergencia eléctrica” que se birlaron esa nueva clase social muy de este régimen conocida como los bolichicos. Él lo debe saber pero lo oculta para complacer a quien lo llevó a pasear a Corea del Norte y Vietnam, que la planta termoeléctrica conocida como Argimiro Gabaldón e instalada en Palavecino, no produce ni un solo megavatios. Allá aquellos de memoria frágil y complaciente. 

Una lucha de poder estremece los cimientos del edificio municipal torrense. En una esquina está la oficina de Desarrollo Urbano y en la otra los concejales, alguno de los cuales se muestran divididos. La confrontación se origina por los múltiples casos urbanísticos aprobados por la dependencia de la alcaldía, cuyos afectados acuden ante los ediles a quejarse. Los concejales que quieren cazar la pelea con Desarrollo Urbano alegan que todo los problemas del pueblo les compete, en tanto otros sostienen que al ejecutivo municipal dependiente de Édgar Carrasco ni con el pétalo de una rosa. Un nuevo escarceo pondrá a prueba el poder de los concejales  y la oficina de Desarrollo Urbano, cuando se ventile el caso de un autolavado en el neurálgico sector Egidio Montesinos. 

Aceptamos la corrección que nos hacen sobre el concejal Barrios, que no se llama Yasmín, sino Yasmil. Se debe la confusión a la escasa participación de votantes y las pocas emociones que despertaron las elecciones municipales, que no dieron tiempo de conocerlos. Aprovecho la oportunidad para que le digan a la señorita que de vez en cuando escribe en una computadora y teclea las comunicaciones que envían al periódico, que el director de EL CAROREÑO no se llama clavel, Si no Pedro Claver y su apellido es Herrera, como San Pedro Claver, el patrono de los esclavos.     

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

¡Eureka!: Se les “prendió el bombillo” y surgieron propuestas a problemas por gasolina en Carora

Mariángel Castro Fotos: Mario Sosa Por iniciativa de la Cámara Municipal, ayer se efectuó una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *