Inicio - Local - A Viva Voz - A Viva Voz

A Viva Voz

27/11/2019

El proverbial Diosdado Cabello, ha hecho de las escasísimas concentraciones del pasado lunes promovidas por Juan Guaidó, toda una de sátira. Utiliza, según él, el exiguo poder de convocatorio del líder opositor a modo de celebración, entremezclando resultados con el triunfo del socialismo sobre el neoliberalismo, que para ellos vale lo mismo que decir, la victoria de la izquierda y la derrota de la derecha. Viéndolo con gríngolas desde esa perspectiva simplista que solo convence a los ya convencidos, bien por “enchufados” o ideológicamente ya dogmatizados, las cosas no son como las pretende pintar el singular Cabello. Si como en efecto los estudiosos consideran que las encuestas son instrumentos científicamente comprobados que suelen utilizarse metodológicamente para rebanar lo que el común de la gente opina en determinado momento y espacio, nada más apropiado que extraer lo que piensan los venezolanos sobre este particular temas del cual Cabello ironizas. Hercon Consultores, una de las encuestadoras más serias, acaba de concluir un informe en el que detalla que el 72,2% de los venezolanos está dispuesto a seguir protestando en la calle. La cuestión, según Hercon, es de motivación. El 72,7% se dice dispuesto contra la crisis económica, mientras un 13,5% y otro 9,6%, esgrimen como razones la crisis social y política, respectivamente. Se desprende de esos números que la gente sigue más molesta por la hiperinflación, los bajos salarios y la escasez, que por otra cosa. Sin embargo, estos resultados no deberían ser motivo de sarcasmo para Cabello, porque el mismo estudio de opinión señala que el 70.8%  hace responsable a Maduro de la crisis,  el 9.8% al Psuv y tan solo el  7.2% habla de las sanciones. A la pregunta ¿quién hace más daño a la economía?, 81.2% dijo que Maduro siga en el poder, mientras que 13.0% respondió que las sanciones. Datanálisis, otra reconocida encuestadora, afianza esos números. Coloca a Juan Guaidó con 42% de valoración positiva, seguido de Leopoldo López, María Corina y Capriles, en ese orden. Del otro lado de la acera, la roja, Maduro aparece de segundo con apenas 15,5% de valoración positiva, muy por debajo de los cuatro principales líderes opositores; y secundando entre sus afines ideológicos al gobernador Rafael Lacava, que registra 17,6% de aceptación. Recuerden que Lacava cree en la empresa privada, venció el “bloqueo” al traer una flota de autobuses del imperio y manifestó que el problema eléctrico se resuelve privatizando el servicio. En conclusión: ¿Quiénes creen ustedes que reirán de último?

PREGONADAS

La escualidísima protesta opositora del pasado lunes en la plaza Corpahuaico, fue motivo también de chanza en Carora. Los concejales José Gil y Dennys Pereira, a través del chat del Diario El Caroreño, hicieron un festín de la pobre concentración, dejando muy mal parados a Guaidó, y por carambola a Caturo y su combo. Indagando aquí y allá conocimos, que en la reunión frentista se había acordado que cada organización llevaría no menos de 10 personas a esa pancartazo. Pues bien, solo los adecos sobrepasaron el estimado, mientras que apenas tres voluntarios del partido de Guaidó atendieron el llamado: el Llorón, el profe y otra más. De los justicieros no fue nadie, ni siquiera Gorquín Camacaro, quizás porque la protesta no estuvo aderezada con bebidas espirituosas. La cosa no es para reírse. El chavismo está en picada y no levanta cabeza, la gente sigue enardecida y dispuesta a protestar, pero los conductores llamados a canalizar ese descontento poco motivan. 

El inefable burgomaestre local, Édgar Carrasco, es considerado un “salto atrás”, si se compara con un coronel que maneja el clap de la parroquia Montes de Oca a su entera discrecionalidad. Como la esposa del militar tiene familia en San Francisco, el avío oficialista que hace llegar a esa parroquia contiene cartón de huevo, mortadela, leche de Lácteo Los Andes, carne, pollo y el resto de las menudencias que suelen tener estas cajas como aceite, lentejas, pasta y harina. En  cambio, las que coordina el Carrasco, si acaso trae aceite hay que cantar ¡bingo!, porque eso es como sacarse la lotería. 

Una cachapera dentro de la plaza Corpahuaico, una vendedora de ropa que utiliza como “vitrina” la cerca perimetral del parque infantil Ricardo Álvarez y numerosos vendedores de comida y ropa en la plaza Aguinagalde, motivó un reportaje que aparece en esta misma edición, y que nos llevó a conocer la opinión del gobierno local. De los resultados de nuestra investigación conocimos, que los munícipes, el propio alcalde y sus funcionarios poco se pasean por esta destartalada ciudad; algunos, como el caso del geógrafo Luis Riera, por lo menos han notificado por escrito a los invasores de estos espacios públicos, mientras otros ni cuentan se habían dado de la existencia de una “boutique” frente a sus propias narices. 

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Imagen de la Virgen de Chiquinquirá de Aregue visitó la sede de SORGO

Raymar Falcón  Fotos: Mario Sosa Este miércoles en la Sociedad Regional de Ganaderos del Occidente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *