Inicio - Local - A Viva Voz - A Viva Voz

A Viva Voz

28/11/2019

¿Qué pasó? Amanecimos este miércoles con la sorprendente noticia de la destitución de Humberto Calderón Berti, un experto petrolero, notorio además en la cancillería venezolano durante la cuarta república, que cumplía funciones como embajador de Juan Guaidó en Colombia, donde era reconocido por el gobierno de Iván Duque. Se dice que las fisuras de la diplomacia de Guaidó comenzaron cuando no pudieron evitar el escaño alcanzado por el régimen de Maduro en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, quizás producto de las contradicciones entre los diputados en el exilio encargados de la política exterior, sobre los representantes designados. Suena el nombre de Tomás Guanipa para sustituirlo, no obstante la lista se ha ido agrandando con los nombres de Juan Andrés Mejías, José Manuel Olivares, Liliana Hernández, Roland Carreño, Beatriz de Majo y Juan Carlos Gutiérrez. Pero, ¿por qué salió realmente Calderón Berti? El experto petrolero destituido fue el primero en investigar el caso del robo de la ayuda durante la crisis fronteriza, pero ese no sería el motivo. Para algunos su salida tiene más que ver con la deleznable fórmula de “un quítate tú pa’ ponerme yo”; lo decimos, porque buena parte de los representantes diplomáticos designados por Guiadó, sienten que no cumplen ninguna función al ser desplazados por los legisladores en el exterior. Sin embargo hay una versión mucho más temeraria y peligrosa sostenida por el periodista José Gregorio Meza, según la cual Humberto Calderón Berti estaría implicado en una conspiración para sacar del juego a Juan Guaidó y promover un gobierno de transición sin él. Explica Meza que “están implicados en ese complot un asistente de Maikel Moreno, presidente del TSJ; uno de Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; y alguien de mucho peso ligado a los medios de comunicación para lograr que finalmente se diera la transición”. Aunque persiste el misterio, se suma a la polémica sobre el derrumbe de la diplomacia de Guaidó la opinión de Rafael Poleo: “Calderón Berti es un empresario con intereses en el país donde era embajador. “Eso siempre planteó una contradicción de intereses. No podía funcionar”, opinó. La crisis diplomática de Guaidó tiene muchos eslabones. Una de ellas es que se maneja a través de un cuerpo colegiado, la Asamblea Nacional, que congrega múltiples intereses partidistas. De allí que los diputados en el exilio tengan más poder de decisión que los propios embajadores, y pasen incluso por encima en algunos casos de Guaidó. Todo un contrasentido que esperamos no sea para peor.

PREOGANADAS

Anoche se encendieron las luces de la Plaza Bolívar. Algo que no ocurría en quinquenios. Se ilumina la tradicional plaza mayor, gracias al trabajo decidido y aportes económicos organizados por la sociedad civil caroreña. Hace poco un concejal intentó “echarnos en cara” los escasos aporte de ese sector social que denominó “la godarria caroreña”, y que “ya era hora de que lo hicieran”. Tomamos el testigo en esa oportunidad y procedimos a darle lecciones de historia a ese edil que está convencido que Carora fue fundada por Chávez en 1999. Le recordé que el primer acueducto con aguas del Morere fue gracias a la sociedad civil, la primera planta eléctrica que iluminó a toda Carora, así como la primera central telefónica, fue también obra de la iniciativa privada. Un arduo trabajo en el campo de estos prohombres representantes de nuestra sociedad civil, hizo posible una raza de ganado vacuno única en el país que identifica a nuestra ciudad ante el mundo; y fue gracias a campañas nacionales de toda una sociedad de distintos niveles unida, que hoy tenemos el tercer embalse más grande de Venezuela: la represa Cuatricentenaria, rebautizada como Ricardo Meléndez Silva. Esta sociedad civil no descansa. Es la misma que contribuye a forjar un emporio cultural cimentado en la Casa de la Cultura de Carora, cuna del Sistema de orquestas nacionales juveniles e infantiles. Insistimos no descansa, porque en esas tarea permanente de sacarle las patas del barro al incompetente Édgar Carrasco y su combo, está abocada en este momento al rescata de una de nuestras joyas arquitectónicas, la iglesia San Dionisio.

A propósito del señor Carrasco, el solo hecho de aparecer su nombre en cualquier rincón de las redes sociales, es motivo del más estruendoso rechazo. Su ineficacia agota todo adjetivo posible, alguno de los cuales ni imaginamos que existían.

Y continuando con el impopular Carrasco, su torpeza es tal que ha creado sin proponérselo, una nueva clasificación social que Salvador de la Plaza quedaría perplejo. 1.- la clase social que recibe clap acompañado de huevo, carne, pollo y mortadela. 2.- La que le corresponde solo leche, aceite y azúcar, no así carne, pollo y mortadela. 3.- La que solos les toca pasta turca, arroz y granos. 4.- La que no les toca nada. 

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Imagen de la Virgen de Chiquinquirá de Aregue visitó la sede de SORGO

Raymar Falcón  Fotos: Mario Sosa Este miércoles en la Sociedad Regional de Ganaderos del Occidente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *