Inicio - Destacados - EN SICARE: “Vivo la discriminación en el socialismo del siglo XXI”

EN SICARE: “Vivo la discriminación en el socialismo del siglo XXI”

Texto: Yóselin Álvarez

Foto: Cortesía

En medio de la cuarentena decretada por el Mandatario Nacional hace 8 días, la adquisición de alimentos sobre todo para quienes habitan en las zonas foráneas se ha convertido en una difícil tarea debido a la falta de transporte, por ello la mayoría solo cuenta con los productos otorgados a través de las cajas CLAP.  

Sin embargo en las últimas semanas han manifestado una serie de irregularidades respecto a la entrega de las mismas. Tal es el caso de Armando Dorantes oriundo de la localidad de Sicare parroquia Montañas Verde, quien denunció la situación que vive con los manzaneros de su sector, luego de que éste junto a otro familiar fuera excluido del beneficio de la caja del CLAP presuntamente por su inclinación sexual.

Dorantes alega que el día 15 del mes en curso, se realizó el cobro de estas cajas por un costo de 90 mil  bolívares, sin embargo cuando este fue a ejecutar su pago le fue notificado que no le sería vendida a él y  a su amigo Nelson Olarte residente del mismo sector.

“El día del pago los manzaneros Albenis López, Arlenis de Laguna y Belkis crespo me dijeron que no nos la iban a vender y que era orden de Eliefer Vásquez”, dijo.

En su desespero y molestia por haber sido excluido, les manifestó que se le explicará el por qué la decisión de quitarle el beneficio, “Allí me dijeron que no me hacía falta recibir el beneficio por ser homosexual, como si mi preferencia sexual fuera un requisito. Entonces me iré a morir de hambre porque no tengo como ir a comprar la comida”.

Dorantes relató que vive en un rancho cerca de la casa de su mamá, quien es una señora de la tercera edad y se encuentra delicada de salud. “Mi mamá requiere de una operación quirúrgica y no puede movilizarse bruscamente, yo soy su único hijo y en estos momentos estoy viviendo con ella. Ahora es cuando más lo necesito porque no puedo dejar a mi madre sola”.

Por último dijo que la venta de la caja del CLAP no debería estar condicionada a este tipo de situaciones, ya que la prédica de los líderes de oficialismo en el socialismo del siglo XXI es de inclusión y no de exclusión como se le ha hecho. “Las diferencias sexuales no son causas para discriminación y mucho menos para la prohibición de la venta de comida, exijo al señor Eliefer que me devuelva mi caja, que es mi derecho”.

Informacion webdiarioelcaroreno

Compruebe también

Cuarentena entre olores pestilentes

Texto: Yoselin Alvarez Foto: Cortesía En medio de la cuarentena nacional que cumple hoy 15 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *