en

Así es el brazalete electrónico con el que se combatirá el coronavirus

Cortesía: GDA

Una de las nuevas alternativas contra el coronavirus es un brazalete electrónico llamado Labby light. El producto lo desarrolló la empresa italiana especializada en bienestar y deporte MetaWellness.

El dispositivo busca, como medida de seguridad, controlar la distancia mínima permitida entre personas. Asimismo, puede rastrear los contactos que tuvo una persona positiva al virus y medir la temperatura corporal de su portador.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, este brazalete que ayuda en la lucha contra el coronavirus tiene un costo de 25 euros sin impuestos y se entrega 30 días después del pedido.

Se presenta como un reloj de pulso que pesa menos de 30 gramos y que trabaja sin GPS, Bluetooth, BLW, WiFi o la necesidad de tener un smartphone. Este puede transformarse también en una especie de llave electrónica para cargar en el bolso o en un chip que se esconde detrás del tapabocas.

Este brazalete inteligente emitirá una vibración y mostrará una luz LED cuando se viole una distancia de seguridad de un metro con respecto a otros usuarios.

Además, en caso de contagio, contiene el registro de todos los contactos que ha tenido cada persona. De esta forma, puede determinar el número de individuos que han entrado en contacto con el nuevo coronavirus.

“El Labby almacena internamente la identificación, el día, la hora y la duración del contacto con los otros usuarios Labby con los que estuvo cerca”, dice la empresa. Esto busca aislar rápidamente los posibles focos de infección y evitar la propagación del virus.

Alternativa

Uno de los sectores más golpeados por la emergencia sanitaria en Italia es la industria del turismo, por eso el brazalete será bastante útil durante la temporada de verano en Europa. La península ya anunció la reapertura de sitios turísticos y culturales en el país, y los balnearios, hoteles, museos y monumentos se preparan para enfrentar la situación.

El sistema de Labby light podría utilizarse también en las empresas como un instrumento que permita trabajar con tranquilidad a los empleados.

“Hemos recibido pedidos de balnearios en la playa, de cadenas hoteleras, escuelas y empresas”, explicó a la AFP Antonello Barracane, gerente de MetaWellness. Esta es la innovadora empresa con sede en Bari, al sur de Italia, que se encargó del producto.

La agencia noticiosa informó que este brazalete se parece al elaborado por la firma belga Rombit. La compañía anunció en abril que estaba por probar el dispositivo, por primera vez, en el puerto de Amberes.

Este tipo de dispositivos ayudan a las personas a comprobar que se cumplan las estrictas precauciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para frenar la pandemia.

En cuanto a la privacidad del usuario, MetaWellness sostiene que su sistema respeta la privacidad y no se divulgan informaciones confidenciales.  “Los datos se almacenan directamente en el brazalete y solo se pueden descargar con un software especial”, explica.

La Unesco teme que 13% de los museos del mundo no reabran tras la pandemia

El uso de Zoom llegó a los tribunales