en

Trabajadores de la salud mal atendidos en refugio

Texto: Mario Sosa

Foto: Archivo

“Sin agua, sin luz, sin transporte, con un personal de salud preocupado en un sitio sin baños aptos”, son los señalamientos de Mery González directivo regional de Sunep-SAS Lara en Torres, sobre las condiciones del refugio en el Centro de Educación Inicial Morere donde se encuentra el personal de salud que tuvo contacto con el niño de Carora diagnosticado con Covid-19.

Hizo un llamado a las autoridades locales y regionales del área de salud para la atención del personal del HPO en el refugio centinela, al mismo tiempo informó que “se deben hacer las pruebas a todo el personal médico, ya que a todos no se las han realizado”.

Asimismo, informó que no hay suficiente colchones para la treintena de personas en el refugio, ni los insumos necesarios para estar pasar la noche.

Detenidos por protestar en Barquisimeto fueron privados de libertad

Adán Celis estima el cierre de 43% de las industrias este 2020