en

Versos pandémicos: poesía en la red frente al coronavirus

La pandemia por covid-19 ha supuesto la situación de excepcionalidad que hemos padecido de una forma u otra para luchar contra su propagación. Sin duda, hay lecciones históricas que quizá no aprendimos entonces, y no sabemos si aprenderemos ahora. También reacciones sociales, implicaciones económicas, y la búsqueda de soluciones que todavía no han llegado. No en vano, estamos todavía sumergidos en esta crisis sanitaria.

La pandemia por covid-19 ha supuesto la situación de excepcionalidad que hemos padecido de una forma u otra para luchar contra su propagación. Sin duda, hay lecciones históricas que quizá no aprendimos entonces, y no sabemos si aprenderemos ahora. También reacciones sociales, implicaciones económicas, y la búsqueda de soluciones que todavía no han llegado. No en vano, estamos todavía sumergidos en esta crisis sanitaria.

Estamos todavía viendo cómo llegan los poemas “de encierro” a través de la red, con textos de mayo y junio firmados por escritores de España y América. De hecho, webs literarias han recogido varios de estos textos y se han convocado premios. Por tanto, hay una producción, todavía en emergencia, que está destinada a cristalizar en poemarios completos marcados por la covid-19.

Ante el confinamiento, el contacto virtual en redes sociales reforzaba los lazos comunitarios, sobre todo en los primeros compases de los meses que iban a venir. “La gente tiene ganas de algo positivo, de sentir, pensar y disfrutar ahora que las manifestaciones culturales están aniquiladas por culpa del coronavirus”, explicaba Clark. Pese a ello, el ritmo de publicaciones en Twitter evidencia su propia desescalada. Se asimila la nueva rutina del enclaustramiento y desciende la búsqueda del arte y la preocupación por lo simbólico.

La escritora estadounidense Ada Limón, que ha participado en la antología de poemas pandémicos Together In a Sudden Strangeness, hablaba del silencio que imponía el confinamiento. Frente a la presión de la enfermedad, el proceso creativo se nutre de esa experiencia como estímulo, siguiendo así los postulados de Boris Cyrulnik ya desde Les Nourritures affectives (1993). “Los poetas siempre han sido a quienes recurrimos como testigos”, afirmaba Limón.

Porque el retrato de la realidad mediada por la poesía ofrece un testimonio que ha mostrado ser útil y poderoso. En este sentido, ante un hecho compartido no importa tanto el reflejo estricto de lo real como compartir una conexión estética y emocional con lo experimentado.

Como siempre, el poder del lenguaje se multiplica con la poesía.

Daniel Escandell-Montiel, Profesor del Depto. de Literatura Española e Hispanoamericana, Universidad de Salamanca

Cortesía: The Conversatión

Federación Venezolana de Karate realizará el primer Seminario Virtual

Osmel Sousa recordó a la fallecida Mónica Spear, Miss Venezuela 2004