en

Transporte interurbano pide créditos para honrar nóminas

El transporte interurbano es uno de los servicios públicos que se ha visto fuertemente afectado debido a la pandemia por coronavirus y las medidas de restricción en la movilidad decretas por la administración de Nicolás Maduro para combatir la enfermedad.

Gran parte del sector tiene más de 100 días paralizado y clama por líneas de crédito para afrontar la nómina de al menos 3.000 trabajadores.

Las 120 empresas que prestan el servicio de traslado entre estados son las que están más afectadas por la paralización.

Se estima que en una semana es posible que el Ejecutivo dé respuesta sobre esta solicitud para garantizar el pago de las nóminas y gastos varios vinculados a este sector, según declaraciones de  Fernando Mora, director ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas de Transportes Extraurbano.

“Cada unidad tiene dos choferes, a su vez, los mecánicos, latoneros, personal administrativo, casi 3 mil personas afectadas de manera directa (…) indirectamente está el cauchero y quienes hacen los mantenimientos a las unidades; casi 5 mil personas”, detalló en entrevista con Vanessa Davies, para Unión Radio.

El gasto promedio de este tipo de empresas de transporte oscila entre dos mil y tres mil dólares mensuales.

“Quien trabaje en el área de mantenimiento gana entre dos salarios y medio y tres salarios mínimos, y luego existe una escala según rangos (…) un conductor gana diariamente más de un salario mínimo”, expresó.

En cuanto a las nóminas, Mora asegura que algunas de ellas oscilan entre 15 y 20 mil dólares mensuales; las más grandes con más de 100 unidades habilitadas, 250 choferes y sus respectivos avances.

“Hemos tenido reuniones con las autoridades encargadas, se han hecho los planteamientos y propuestas en las últimas dos semanas, pero estamos esperando respuesta probablemente la semana que viene”, recalcó.

El transporte urbano y suburbano no escapa de la crisis que ha traído el coronavirus. Cerca de 30 unidades están disponibles en la capital, por la caída del volumen de pasajeros, y entre otras cosas por los obstáculos para acceder al combustible. “En el interior del país se registran graves dificultades para surtir”.

El suburbano se reporta paralizado en 90 %, por las restricciones en la movilización, y la cuarentena de cara al COVID-19.

Cortesía: 800 Noticias

Venezolanos solo consumen un promedio del 34% de la proteína necesaria

Este es el calendario de julio para la venta subsidiada de gasolina por terminal de placa