en

La Opep cumple 60 años y reitera que seguirá buscando “la estabilidad del mercado”

Cortesía: Panorama

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), a propósito de cumplir este lunes 14 de septiembre 60 años de su fundación, reiteró que continuará trabajando para lograr la estabilidad del mercado de crudo.

Además, este grupo de trece naciones recordó en un comunicado la visión “pionera” del venezolano Juan Pablo Pérez Alfonso y del saudí Abdullah al-Tariki, considerados los “padres” de la Opep, a la hora de impulsar un proyecto inédito para hacer frente al poder dominante que tenían entonces las grandes petroleras internacionales.

El trabajo de Pérez Alfonso, ministro de Minas e Hidrocarburos de 1958 a 1963, y de su homólogo saudí fue clave para la creación de la nueva organización, que fundaron junto a Irak, Irán y Kuwait, en una conferencia en Bagdad del 10 al 14 de septiembre de 1960.

“En el contexto de esa época, en la que la industria petrolera estaba dominada por las principales compañías petroleras (…) fue un acto heroico y pionero de los miembros fundadores reunirse en la capital iraquí» con la «premisa de cooperar y escribir su propia historia”, afirmó una nota de la Opep.

El objetivo declarado era defender un recurso natural como el petróleo, no renovable y de un acelerado consumo que, por otro lado, privaba entonces a los países que lo extraían de una remuneración acorde con su valor estratégico.

Un año más tarde se aprobaron en Caracas los primeros estatutos de la organización, que hoy tiene 13 miembros y es reconocida por Naciones Unidas como una entidad intergubernamental.

En la prensa ha sido tildada con frecuencia de “cártel” debido a la política de fijar precios que mantuvo, con escaso éxito, antes de pasar a la práctica actual, que consiste en establecer topes máximos de producción, lo que suele implicar cerrar los grifos cuando se desploman los precios y abrirlos cuando se disparan.

Los ajustes de esas cuotas y otras decisiones son adoptados por la conferencia ministerial, su órgano ejecutivo, integrado por los ministros del sector de cada país.

“Lo que está claro es que lo que se puso en marcha ha resistido la prueba del tiempo; la Opep sigue teniendo los mismos objetivos básicos, de orden y estabilidad en los mercados mundiales del petróleo”, afirmó en el comunicado el secretario general de la organización, Mohamed Barkindo.

A pesar de la grave crisis que afrontan los países exportadores de petróleo por la pandemia del coronavirus, que ha causado un desplome inédito del consumo energético mundial, Barkindo asegura que la entidad con sede en Viena que dirige “está preparada para hacer frente a los muchos retos” que le esperan en el futuro.

Además, anuncia que el aniversario se celebrará en Bagdad, aunque de momento se desconoce la fecha, después de haberse aplazado debido a la pandemia del covid-19 los festejos que estaban preparados ya.

El nuevo virus ha llevado a la organización y a sus aliados, entre ellos Rusia, a aplicar este año el mayor recorte de la producción petrolera que se ha visto en la historia del sector, con el fin de compensar el extraordinario exceso de la oferta y apuntalar los desmoronados precios del barril.

La reducción, de 9,7 millones de barriles diarios (MBD), entró en vigor el 1 de mayo pasado, de acuerdo a un plan escalonado de dos años que la moderará paulatinamente, a medida en que se recupera el mercado.

La próxima conferencia ministerial de la OPEP está convocada para el 30 de noviembre próximo en Viena.

China empezará a vacunar contra en covid-19 en noviembre

Irán y EE UU elevan la tensión con cruce de amenazas