en

Huawei propone un «5.5G» centrado en usos industriales o conducción autónoma

Cortesía: EFE

La empresa tecnológica china Huawei propuso una evolución de las redes de quinta generación (5G) denominada “5.5G”, que se centraría en mejorar las conexiones para permitir un uso industrial y en áreas como la conducción autónoma.

En un foro sobre telecomunicaciones que la compañía celebra en la ciudad oriental china de Shanghái, el presidente del consejo de revisión de inversiones de Huawei, David Wang, aseguró que el 5G será el estándar móvil en el mundo antes de 2030 y que esta tecnología podría seguir empleándose hasta 2040.

“Durante el ciclo de vida del 5G, necesitamos seguir mejorando continuamente sus capacidades”, exhortó a los asistentes al foro, entre los que figuran altos directivos de las principales compañías telefónicas chinas y de asociaciones del sector.

Wang apuntó que el objetivo que se ha marcado su empresa, que figura entre los líderes mundiales en el desarrollo de tecnología 5G, es que en los próximos años el conocido como “internet de las cosas” dispare su número de conexiones hasta los 100.000 millones, una cifra muy superior a la permitida por las redes celulares, que actualmente soportan unos 1.300 millones.

Sin embargo, esa meta todavía es difícil de alcanzar para las redes 5G debido a “deficiencias” en áreas como el posicionamiento o la velocidad de subida: “No podemos cumplir con los requisitos de diversos supuestos”, reconoció el directivo de Huawei.

Por tanto, la tecnológica propone sustituir el actual “triángulo” de especificaciones que componen las redes 5G -formado por eMBB (ancho de banda móvil mejorado), URLLC (comunicaciones ultrafiables de baja latencia) y mMTC (comunicaciones masivas de máquinas)- por un “hexágono” en el que se añadirían otras tres.

CONEXIONES MASIVAS, LATENCIA BAJA Y POSICIONAMIENTO

Las nuevas clasificaciones para los servicios 5G para las que Huawei busca el apoyo de la industria móvil son UCBC (comunicación de banda ancha centrada en subidas), RTBC (comunicación de banda ancha en tiempo real) y HCS (comunicación y sentidos combinados).

Las dos primeras estarían centradas en las aplicaciones industriales del 5G, que necesitan redes fiables que soporten un alto número de conexiones simultáneas y que permitan, por ejemplo, el control en tiempo real de maquinaria.

En cifras, UCBC multiplicaría por 10 el ancho de banda para subidas mientras que RTBC podría reducir la latencia a tan solo un milisegundo.

Por otra parte, HCS tendría por objetivo complementar los sistemas de posicionamiento para vehículos autónomos o drones, ya que, recordó Wang, los sistemas actuales como GPS no son efectivos para supuestos como la conducción en túneles.

El ejecutivo también reveló planes para aumentar el espectro usado actualmente en las redes 5G durante los próximos 15 años y para “desacoplar” las conexiones de descarga y de subida de datos, así como para integrar estas redes de nueva generación con tecnologías en desarrollo como la inteligencia artificial.

Ya que el 5G lleva solo algo más de un año en activo, Wang quiso calmar a las compañías de la industria: “El 5.5G es solo un nombre, lo podríamos haber llamado 5G Plus o 5G Evo. (…) Será una transición suave entre las (distintas) generaciones de estándares, que evolucionarán de forma que también protejan las inversiones”.

Llegar a España sin PCR será multado con hasta 7.086 dólares

Muere ex PNB en tiroteo por control de gasolinera