en

Tensión laboral

Texto y fotos: Yóselin Álvarez

Una situación de tensión se vivió durante la mañana de éste miércoles a las afueras de la planta de Bodegas Pomar ubicada en la ciudad.

Dicha situación se debió al intento de reenganche forzado, de 10 trabajadores suspendidos desde el mes de marzo de sus labores debido a la pandemia del Covid-19.

Con la presencia de los diferentes sindicatos de trabajadores, figuras políticas de la ciudad, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y Policía de Lara los tabajadores exigían su incorporación a la empresa de inmediato.

Hasta el momento no se ha logrado concretar el objetivo, debido a la negativa de los gerentes de la compañía. Sin embargo, se espera que puedan llegar a acuerdo en el resto del día.

Tres hombres detenidos por microtráfico de drogas

Nicky Jam se une a Ozuna en nueva película de «Tom y Jerry»