en

Niños en Lara no cumplen con esquema de inmunización

Cortesía: La Prensa Lara

Los padres se quejan de que nacen sus bebés y esperan hasta más de 15 días para que les apliquen la vacuna BCG, esa que debería ser a pocas horas del nacimiento y así protegerlos de la tuberculosis. También han dejado de ubicar aquellas en centros privados, cuyo valor supera los 200 dólares por cada una.

Los retrasos por la BCG pueden ser relativos, a fin de cuidar su conservación. Explica el doctor Julio Piña, director del hospital de La Carucieña, que por lo general cuentan con estas vacunas. El problema es que cada frasco contiene 10 dosis y se dispone, al tener esa misma cantidad de neonatos. Se destapa y se administra la totalidad, para evitar la descomposición. De allí, se entiende que si el bebé nace y en ese día no se cuentan con otros nenés, la madre es dada de alta y es citada para determinado día.

El resto de las limitantes se arrecia en esas dosis administradas en privados. Una de las más comunes es la neumococo en 250 dólares, al igual que la meningococo. Un combo de 4 vacunas ronda los mil dólares, inalcanzable con un sueldo, cuyo equivalente no representa ni siquiera un dólar.

Con el esquema extractivista Venezuela «abandonó los modelos de progreso»

El Ford T construido por un adolescente