en ,

A Viva voz

PREGONADAS 14/01/2020

Tradicionalmente, luego del 14-E, transcurrida ya la procesión de la Divina Pastora, Lara se despierta puesto que marca el final de las fiestas navideñas y el aparente retorno a la normalidad de las calles. Pero esta vez no sucedió así, al menos Carora despertó más temprano, con sendas protestas de los sectores populares prestos a llevar su indignación hasta sus últimas consecuencias, en virtud de la desesperación que reina ante la falta de agua.

Ese malestar que roza la rabia desde hace ya un larguísimo rato, hizo sacar de su «cuartel de invierno» en Cabudare al inefable Edgar Carrasco. No tenía para donde coger, ya que es el caso, que ninguno de sus adlarates estaba dispuesto a dar la cara por él, así que con cara de «yo no fuí», cabizbajo por la vergüenza de tener que mentir, se enfrentó a las comunidades contestarias que no hicieron otra cosa sino regañarlo ante tanta ineficiencia.

Volvió a prometer agua, reparaciones de fugas y motores, sin embargo Carora sigue sedienta. Lo que no sabe el inefable es que todos los torrenses escucharon al usurpador decir que había mandado «algodón» a las alcaldías, así que las comunidades ya se encuentran preparadas para enfrentar nuevas mentiras.

A Carrasco nadie le creyó la sarta de embustes, como diría Chus, que vociferó frente a las comunidades. Pareciera que tampoco sus compañeros rojos. Esa apreciación la tenemos luego del prolongado silencio del concejal Dennys Pereira, que no volvió a colgar en las redes trabajo alguno de la alcaldía. Un pajarito, (por cierto no es el mismo que se la paró en el hombro al usurpador), contó que Pereira no está dispuesto a acompañar al inefable al cementerio, mucho menos enterrarse con él.

Por cierto que el pasado 5-E, cuando correspondió a la corporación edilicia torrense designar nueva junta directiva, llamó poderosamente la atención la prisa como el joven concejal abandonó el salón de sesiones.

Cuentan los inconformes funcionarios municipales, que aún siendo rojos pasaron el hambre que jode estas navidades, que Pereira se fue molesto porque aspiraba la vicepresidencia en representación de la juventud. Como lo dejaron igual que las guayaberas, «picó cabo» más pronto que inmediatamente.

A propósito de este impasse protagonizado por Pereira, vale la siguiente pregunta: Marcará este distanciamiento la ruptura entre el joven el edil y su homólogo el concejal José Gil? Respaldará Pereira a Ramón Suárez cuando correspondan las elecciones municipales?

A propósito del flamante nuevo presidente del CLEL, pone en evidencia este nombramiento los peligrosos roces existentes entre las distintas tendencia que pululan en el muy sinvergüenza mundo rojo-rojito torrense.

Sabiéndose de antemano que el inefable no volverá a aspirar puesto que optó por disfrutar de los diezmos en su «cuartel de invierno» en Cabudare, el pugilato por la sucesión lo tienen José Gil y Ramón Suárez. La tendencia de Gil decidió fortalecerlo entregándole nuevamente la presidencia de la cámara edilicia, pero no contaban con la astucia de los rivales de la tendencia de Suárez, que consiguieron para él la presidencia del Consejo Legislativo. Ahora la pelea será más pareja con cierta ventaja para Suárez, que ya tripula una flamante 4X4 «virguito», para recorrer la geografía torrense.

Por predios municipales se dice, que ya no es la comisión de ejidos el botín más preciado entre los ediles, sino la de servicios públicos. Es que con el gas y la gasolina cualquiera se asfixia.

El 5-E fue también la culminación del asueto navideño para el Frente Amplio. La casa de Don Isaías abrió sus puertas de par en par, para recibir a los frentistas. Qué novedades hubo? Además de jurar «amor eterno» a Guaidó y la Comisión Delegada de la AN, vimos a Gorquín Camacaro mucho más serio y comprometido con la lucha. Ya no «campaneando» un aromático cocuy, sino acompañado de un séquito de camisas amarillas que hace suponer que sus aspiraciones edilicias van en serio. Lo que desconocemos es si Gorquín es de la tendencia de Capriles o de Guanipa. Si es de las primera, entonces el justiciero es capaz de romper la línea del Frente Amplio de solo acudir a comicios libres y verificables, y «patear la mesa» de la unidad opositora.
Sólo Gorquín puede aclarar esas dudas.

Dr. René Rivas:»Tenemos un gobierno indolente que no está pendiente del personal de salud»

El doctor Luis Willians explica cómo es el manejo de pacientes con tumores óseos en tiempos de covid-19