en , ,

Realizar la ofrenda por este año en Carora

Mario Sosa

Fotos: Cortesía

La familia Aponte Mujica por años ha mantenido la tradición de trasladarse hasta la localidad de Santa Rosa para venerar a la Divina Pastora y acompañarla en su recorrido por las principales calles de la capital larense hasta llegar a la Catedral de Barquisimeto.

Debido a la pandemia de covid-19, este año llenos de nostalgia se han sumado al llamado de la Arquidiócesis de Barquisimeto para la primera Peregrinación Virtual de la Excelsa Patrona.

En su hogar ubicado en la calle Zulia del sector Santo Domingo se reunieron en familia y vecinos para rezar las letanias y luego realizar un ameno compartir.


Liscar Mujica quien este año no pudo acompañar a la Pastora de Almas, se sentía llena de sentimientos encontrados quien por años caminaba la procesión junto a su hija, tradición que ha inculcado a su primogénita desde muy pequeña y en 13 años es primera vez que no la acompaña, por lo que debieron adecuarse a la modalidad virtual para poder pagar sus promesas a la Divina Pastora.

Con un pequeño refrigerio la familia Aponte Mujica compartieron con los vecinos y con las personas que circulaban en horas de la tarde de este jueves por la calle Zulia, catalogándolo como un pequeño “gesto de amor en honor a la Virgen”.
Para Liscar a pesar de que este año no pudieron ir hasta la ciudad de Barquisimeto indicó que esto no impedirá que la tradición continúe en su familia. Esperan ansiosos que las autoridades de la iglesia puedan comunicar la fecha en que nuevamente sus devotos puedan acompañar a la madre de todos los larenses.

Al maestro en su día…

Usuarios de Movilnet sin poder recargar saldo