en ,

Crisis: Falta de gasolina e implementos de bioseguridad afectan funerarias

Texto: Yóselin Álvarez
Foto: Mario Sosa

La falta de implementos de bioseguridad para quienes laboran en las funerias privadas y cooperativas, afectan a este sector al momento de cubrir sus servicios.

Este viernes, se llevó a cabo una reunión donde los representantes manifestaron su preocupación e inquietud ante el posible riesgo que corren cuando reciben difuntos y desconocen la causa del deceso.

«Las actas de defunción solo dicen paro respiratorio, pero no especifican el por qué del mismo. Nuestro Municipio tiene altos índices de contagios, mientras que nosotros no contamos con trajes especiales para manipular los cadáveres», expresaron.

Indicaron que tampoco cuentan con los insumos para la desinfección de los coches fúnebres, puesto que todos estos tienen un costo elevado.

«Hasta los guantes son costosos, queremos que la colectividad entienda que no tenemos nada, no estamos preparados para recibir estos difuntos»

Además expresaron que cada familia debe tener responsabilidad al momento de enterrar a sus familiares, «Si su familiar falleció de Covid-19 es necesario que lo exprese. De esta manera evitará más contagios en los suyos y los demás».

En dicha reunión esperaban la presencia de las autoridades del Municipio Sanitario como la Dra. Fanny Ortíz para que conozcan los problemas que los aqueja. Así como también de las autoridades políticas locales como el prefecto Danny Lameda y los de Isoseptor, pero no asistieron.

«NO HAY QUIEN LOS ENTIERRE»

Otra de la preocupaciónes para los representantes de las funerarias, es la falta de personal para la sepultura. El poco pago que estos percibían y la falta de materiales para laborar, hizo que estos dejarán de realizar esta labor.

«Actualmente la misma familia entierra su muerto, tienen que hacer el trabajo de los sepultureros. En la mayoría de los casos han dejado de trabajar por temor a enfermarse».

«NO NOS SURTEN COMBUSTIBLE»

Y es que parece que morir es más complicado que estar con vida, pues hasta en su última morada el difunto debe ir hasta las estaciones de servicio para suplicar que se le suministre combustible y en casos extremos, mostrar que se encuentra en descomposicion aunque parezca exagerado.

Funeraria El Mesías, Cooperativa Santo Domingo, Cecotorres, entre otras hacen un llamado a las autoridades competentes para ser incluidos en la lista de suministro de gasolina.

«Solo pedimos que llenen un carro por funeria, deben incluirnos en la lista del litraje por lo menos con 80 litros. Tenemos fallecidos que son de parroquias y se nos hace imposible trasladarlos», culminaron.

¡Por hambre! Buscan huesos blancos y pellejos en carnicerías para tener que comer

LOS PERGAMINOS DE MELQUIADES: LAS DISTANCIAS CAROREÑAS