en ,

Zonas rurales sin electricidad por transformadores dañados

Texto: Mariángel Castro
Foto: Cortesía

Comunidades de las diferentes parroquias del municipio Torres se encuentran «pasando las de Caín» como diría el refrán coloquial debido a la falta de electricidad por transformadores dañados.

En las parroquias El Blanco, Montaña Verde, Camacaro, Las Mercedes y Reyes Vargas, existen comunidades que han denunciando tanto la falta de transformadores como problemáticas continuas con el servicio eléctrico.

La parroquia El Blanco requiere de la reposición de cuatro transformadores, uno de estos en la Urbanización Ricardo Benedetti parte baja, ya que desde el 22 de septiembre del año pasado están sin electricidad por el daño de dicho aparato.

Para Las Playitas de Puricaure en Las Mercedes la situación es similar señalando los habitantes que, «vamos para más del año con el problema»; otro caso es el de Playa Elena sector El Supiral quienes tienen once meses sin el transformador y alegan este ya fue aprobado por el Gobernador del Estado.

La Guardia en Camacaro, dos poblados de Reyes Vargas, La Cordera, Playa Elena y San Benito en Las Mercedes, son parte de la lista de afectados por falta de electricidad.

En cuanto a estos últimos sectores el alcalde Edgar Carrasco informó que, «por instrucciones del Gobernador hemos autorizado un transformador hacía La Cordera de 15Kva, en Playa Elena vamos a atender de uno en uno, como también en San Benito parroquia Las Mercedes».

De igual forma, señaló que están a la espera de un abordaje para la parroquia El Blanco y a la comuna Semeruco junto a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

Expresando además que «a nivel de transformadores es mucha la deuda, sobre todo en la zona rural en conversaciones con el Gobernador Adolfo Pereira para ir solventando de manera conjunta en algunos sitios».

Las localidades afectadas estarían a la espera de una solución, ya que viven en penumbra por la falta de energía eléctrica.

Guillermo Palacios: Hay que reiterar ante la CPI las continuas violaciones de los DD.HH por parte del FAES y el SEBIN

Radicalización afecta a comercios no priorizados