en ,

#ViernesMusical : Hoy nos encontramos con Celia Cruz, una de las cantantes femeninas de música latina más influyentes en el siglo XX

Nacida La Habana, Cuba en 1925; en la década de los 50s ganó popularidad en su tierra como vocalista de La Sonora Matancera. En 1959 con el afianzamiento de la revolución cubana se vio forzada a exiliarse en Estados Unidos donde inició su carrera en solitario, sin olvidar su exitoso paso por la legendaria Fania All Stars.

Su arrolladora personalidad, su potente voz y su grito de “¡Azúcar, Azúcar!” sumados a sus exitosos discos y colaboraciones con grandes estrellas le dieron la tan merecida fama y respeto de un público diverso al que cautivó con su energía y talento.

Más de medio siglo de intachable carrera artística le valieron los títulos de “La Reina de la Salsa”, “La Guarachera de Cuba” y “La Guarachera de América”. Celia fue una embajadora mundial de estilos musicales como: el son, guaguancó, rumba, guaracha, bolero y la salsa, mediante innumerables giras y conciertos que trascendieron en los escenarios del mundo.

Celia estuvo acompañada gran parte de su vida por el trompetista Pedro Knight, se conocieron en 1950 y 12 años después se casaron, Pedro se convirtió en su representante, amigo, amante y compañero que la apoyó incondicionalmente, no tuvieron hijos.

Esta leyenda de la música falleció en Nueva Jersey a causa de un tumor en la cabeza el 16 de julio de 2003, sin cumplir uno de sus sueños: cuando salió de Cuba se llevó tan solo una maleta pues pensó que sería temporal; jamás pudo volver a su isla.

Cortesía: Desde El Stereo / Yolanda De Sousa

Estudio indica que variante brasileña de Covid-19 está mutando y podría ser aún más peligrosa

Crisis de combustible requiere soluciones urgentes y permanentes