en

Una halterófila transgénero podría ser la primera en participar en Tokio 2020

Cortesía: 2001 Live

La halterófila neozelandesa Laurel Hubbard, de 43 años de edad, que compitió en su juventud en campeonatos masculinos, podría convertirse en la primera deportista transgénero en disputar los Juegos Olímpicos en Tokio.

El Comité Nacional Olímpico de Nueva Zelanda (NZOC) puede confirmar que, «en virtud de la revisión de los sistemas de clasificación de las federaciones internacionales, varios halterófilos neozelandeses, entre ellos Laurel Hubbard, deberían poder participar en los Juegos Olímpicos de Tokio», según indicó este jueves esta instancia.

Hubbard, que compitió en sus inicios con el nombre de Gavin, ya fue la primera deportista transgénero en competir en unos Juegos de la Commonwealth, en 2018 en Australia.

Número 16 del mundo en la categoría de más de 87 kilos, la levantadora de pesas neozelandesa responde a los criterios de clasificación para los Juegos (del 23 de julio al 8 de agosto). Los juegos exigen que el nivel de testosterona esté por debajo de 10 nanomoles por litro durante un periodo de, al menos, 12 meses.

Esta regla, implantada por el Comité Olímpico Internacional, es la misma que sigue la Federación Internacional de Halterofilia (IWF).

Miguel Cabrera registra su peor racha sin hit en las Grandes Ligas

Miss Venezuela Mariangel Villasmil, parte a Miami para participar en el Miss Universo